“Yo a Kate, yo a Ben, yo a Sayid, yo a Sawyer…”

Seguro que alguna vez jugasteis en el patio a fútbol, a baloncesto, a policias y ladrones o a cualquier otra cosa que necesitara dos equipos. Vale, pues esa sensación revival me vino a la cabeza viendo uno de los momentos más impactantes de (David dixit). Ahora la pregunta es: ¿por qué se han formado así los grupos? Vamos a ver si la respondemos…

Dos grupos. Por un lado, los que contactan con la tripulación de Naomi creyendo que esto les sacará fuera de la isla, es decir, Jack, Kate, Sayid, Rose, Bernard, Jin, Sun, Desmond y Juliet; por otro lado, quienes desconfían de las intenciones de Minkowski y compañía y buscan refugio en la antigua Villa-Otros, a saber, Locke, Sawyer, Claire + Aaron, Ben, Karl, Alex, Rousseau y Hurley. Ya no estamos hablando, como pudiera parecer por los capitanes de ambos equipos (Jack y Locke), de un asunto de ciencia y fe, sino de mera supervivencia, cosa que creo que hasta ahora no había sido tan capital. Vale, se han jugado el cuello en mil ocasiones, pero la verdadera supervivencia empieza ahora. De hecho, esto tampoco va de líderes, porque la mayoría de quienes acompañan a Locke lo hacen guiados por Charlie, y los que se quedan con Jack no lo hacen auspiciados por la figura del médico, sino porque las ganas de largarse. ¿De qué va ahora la cosa?

Así queda el grupo de LockeAsí queda el grupo de Locke

Para empezar, creo que hay que matizar las diferencias entre lo que se supone que deben hacer los personajes y lo que quieren o necesitan los guionistas que hagan. De los personajes hemos visto algunos comportamientos lógicos: se entiende que Claire y Hurley, los más ligados a Charlie, sigan su consejo de no fiarse de los tripulantes del carguero. También sabemos que Ben y Rousseau no quieren irse de la isla, que Alex y Karl tampoco estén muy interesados en ir a ninguna parte… en definitiva, que nos queda Sawyer. Pocos, o nadie, esperaban que Sawyer se alistara con Locke. Hemos visto a Sawyer subirse a una balsa hecha con cuatro troncos sin ninguna motivación especial (Michael luchaba por su hijo, Jin por su esposa), le hemos visto recibir palos y más palos… Sawyer nunca ha estado motivado por la mística de la isla, por pulsar el botón o por nada más que la acción (léase tanto violencia como sexo…), por lo que no queda muy claro qué hace adentrándose en la selva de nuevo. ¿Tanto le ha afectado el haber matado a Cooper? ¿Tanto se le ha agrandado la figura de John Locke como para seguirle a ciegas? ¿Se le han acabado las ganas de juerga? No me lo parece, y menos cuando se acaba de jugar la vida acudiendo al rescate de los tres francotiradores playeros… y sin pistolas. Tampoco me sirven las explicaciones del tipo: “Quiere alejarse de Kate porque sabe que ella acabará con Jack”. No. El Sawyer que conocemos se hubiera ido de cabeza a por todas.

Y ahí es donde entra lo que quieren o necesitan los guionistas que los personajes hagan. Una de las principales diferencias entre ambos grupos es la capacidad de lucha. Con Claire, Hurley, Alex… el clan Locke no parece muy preparado para eventualidades que requieran fuerza física o pericia con las armas, cosa que sí sucede en el otro bando: ex soldados como Sayid o Desmond, ex matones como Jin, mujeres de armas tomar como Kate y Juliet… y el ex dentista pero Rambo de la isla, Bernard. Meter a Sawyer ahí hubiera sido demasiada descompensación. Así que mandemos a Sawyer a VillaOtros. La diferencia, por suerte, es que la riqueza de matices que tienen los personajes no nos hace perder la fe. A mí no me convence la elección de Sawyer, pero sé que mucha gente verá la muerte de Cooper como un motivo suficiente para entender al señor Ford.

Y así el de JackY así el de Jack

Vamos al grupo de Jack. Grupo en el que encajan perfectamente Sayid, Jin, Sun y Juliet. Los cuatro tienen motivos para salir de la isla: novias que perseguir, una nueva vida y un sobrino milagroso. La rubia, además, tiene a Jack entre ceja y ceja… aunque a mí ese beso de final de tercera temporada me parece cada vez más tramposo. Nos queda un poco colgado Desmond. El escocés sabe, porque lo vio, que el sacrificio de Charlie significa un rescate. Punto para quedarse con Jack. Pero claro, el tema era que Claire salía de la isla en un helicóptero… y ella se ha ido con Locke. Punto para el calvo, y empate. ¿Penny? ¿Y si estuviera realmente en el barco? 2-1 para el médico. Mmm… pero Charlie dijo Not Penny's boat. Nuevo empate… En fin, que con tal cacao mental, es normal que Des no se aclare. Que haya optado por Jack me da que pensar que su papel para con la tripulación del barco será clave, muy clave.

Acabamos: Kate, Rose y Bernard. La pecas no me termina de convencer en ese sitio, sólo por una cosa: es una fugitiva. Por lo tanto, su futuro fuera de la isla es complicado. Quizá atisbe que el rescate no es muy convencional y que tendrá ocasión de salir airosa. Quizá el estar con Jack haga que todo lo demás dé igual… Respecto a la pareja, y tal y como pasa en todas, Rose lleva los pantalones. La rabia con la que reniega de Locke me conmociona, porque ellos dos están conectados a la mística de la isla y no entiendo ese comportamiento. Además: ella sabe que salir de la isla es morir. También sabemos que es una persona que se deja guiar enormemente por su instinto, su fe. Quizá tenga el pálpito de que Jack está haciendo lo correcto.

Y tú, ¿cómo lo ves?


Categorías: Lost Opinión Series Etiquetas: ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »