¿Y si The Newsroom fuera mala?

A estas alturas del día es probable que alguno de vosotros ya tenga acceso al piloto de The Newsroom, lo nuevo de HBO en alianza con Aaron Sorkin, dos nombres que han logrado que las apuestas entorno a la serie estén por las nubes. La cadena es la responsable de éxitos como Boardwalk Empire, Game of Thrones o True Blood, por no echar la vista atrás y hablar de The Sopranos, Six Feet Under o The Wire; por su parte, Sorkin cuenta en su CV con joyas como The West Wing o Studio 60, entre otras. Desde este blog, y desde prácticamente cada rincón de la blogosfera, se esperaba a The Newsroom como la continuación natural de las tendencias de ambos, de esa manera sabia de hacer televisión que tienen la cadena por un lado y el guionista y productor por otra. Pero… ¿qué pasaría si The Newsroom fuera mala?

No es una pregunta hipotética: es el resultado de leer algunas críticas que ya afloran en Estados Unidos entre quienes han tenido acceso a los primeros episodios de la serie. Por ejemplo, Tim Surette, de TV.com, Alan Sepinwall de HitFix y Maureen Ryan de The Huffington Post (el americano, claro, no lo de aquí). A continuación, un extracto de algunas de sus conclusiones:

  • The Newsroom es creíble como recreación del mundo de los informativos; no es tan creíble como ejemplo de buena televisión
  • Todo el mundo es exactamente igual en el mundo de Sorkin: super-inteligentes, super-descarados, super-dogmáticos… En The Newsroom todo el mundo es ingenioso, y la realidad no es así. Las conversaciones entre los personajes se pueden organizar en dos categorías: sermones sobre cómo vivir la vida por un lado, bromas de ligoteo nivel instituto por el otro. Estos dos tipos de discurso dividen las tramas en modo salvar América y modo interpersonal
  • Ver o no ver The Newsroom es sólo una cuestión de si vale la pena caminar por el resto de la serie para llegar a las cosas buenas. A veces merece la pena, a veces no. Para mí la serie es una decepción, pero es una decepción que tiene un algo, no sé el qué, que me da ganas de seguir viéndola
  • El que la serie trate sobre personas reales, historias reales, tragedias reales [recordemos que The Newsroom está ambientada en 2010, y que reconoceremos gran parte de las noticias que se traten], provoca que las expectativas aumenten para bien, pero también eleva el grado de dificultad de la serie a un nivel en el que Sorkin a menudo tiene problemas
  • The Newsroom es un desastre. Fascinante y realmente entretenido a veces, pero un desastre
  • El mayor problema de la serie, y es uno de los muchos que tiene, es que sus objetivos y sus estrategias narrativas están en conflicto unos con otras. El resultado es un desastre falto de vida, irritante, que desperdicia un buen reparto para nada… a menos que darle a Sorkin otra plataforma pública para su misión de Enderezar a la Gente no sea considerado desperdicio
  • En última instancia, la serie es el peor vehículo posible para promulgar los valores y las creencias que profesan los personajes principales. Con amigos así, el periodismo no necesita enemigos
  • Hay una manera de disfrutar de The Newsroom que no implica necesariamente beberse un whisky cada vez que alguien hace referencia a las maneras heroicas en las que el programa de Will mantiene informado al electorado estadounidense: consiste en imaginar la serie como un gag largo de Saturday Night Live, porque realmente responde a todos los tics de Sorkin

¿Sinceramente? No me esperaba que le dieran tanta caña en USA. Evidentemente, habrá que esperar hasta verlo para valorar realmente si The Newsroom no era para tanto, o si las críticas tienen más relación con intereses políticos/editoriales que otra cosa. Tengo claro que a este lado del charco veremos las cosas de otra manera, sin el tamiz politizado. Os lo contaremos durante la semana, pero mientras tanto… ¿alguna opinión en la sala?


Categorías: Noticias The Newsroom Etiquetas:
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »