Way to Go, una sitcom británica sobre el suicidio asistido

way-to-go

Comedia y suicidio son dos palabras que no suelen ir de la mano. Como chincheta y helicóptero. Como lechuga y marioneta. Como Armstrong y limpieza. Pero no hay nada que los británicos no estén dispuestos a hacer. Y si ya enamoraron al presidente del gobierno de un cerdo en Black Mirror, no suena tan extraño que se pueda hacer humor (más bien negro) de algo tan serio como el suicidio. BBC Three estrena mañana jueves 17 de enero Way to Go, una sitcom que sigue a los hermanastros Joey y Scott, que junto a su amigo Cozzo, montarán una empresa ilegal para asistir en el suicidio a las personas que deseen acabar con sus vidas. Será en ese extraño contexto en el que los tres jóvenes se encontrarán con situaciones cómicas, en parte porque se mostrarán bastante ineptos a la hora de gestionar su empresa. Blake Harrison (Scott), Ben Heathcote (Joey) y Marc Wootton (Cozzo) protagonizan una serie creada por el americano Bob Kushell y que también cuenta entre sus protagonistas con Laura Aikman (Julia, hija del primer cliente de la empresa y que acabará siendo novia de Scott), Sinead Matthews (Debbie, la tolerantísima mujer de Cozzo… que también es policía), Hannah Job (Lucie, la extremadamente sexy y extremadamente insulsa ex novia de Scott) y Melanie Jessop (Dr. Jill, la jefa de Scott que trabaja como veterinaria). Si queréis más información del primer capítulo y ver la primera promo, tendréis que pagar el clásico peaje del sigue leyendo…

En el primer episodio, The Beginning of the End, conoceremos los problemas de Scott: una jefa depredadora, que lo acosa sexualmente sin descanso; una problemática ruptura con su pareja; y una desesperada situación económica por culpa de su hermano Joey, que acumula deudas por sus irresponsables apuestas. Scott decidirá ayudar a su vecino a suicidarse para, poco después, proponerle a su amigo Cozzo la idea de diseñar la solución definitiva a sus problemas: una máquina de suicidio asistido. No sólo es éticamente incorrecta, sino que es ilegal, lo que significa que tendrán que gestionar su nueva empresa con mucha discreción. Entre otras cosas, porque la mujer de Cozzo es policía…

Por ese toque colorista de las fotos promocionales (como la de portada) y esa frivolidad con la que se acerca al tema de la muerte, me ha recordado en cierta manera a Pushing Daisies. Way to Go, aun sin estrenarse, ya tiene una parte de su ficha oficial de la Wikipedia dedicada a la controversia, que seguro que crece pronto. Nosotros juzgaremos después de ver el piloto, que se emite en BBC Three este jueves. ¡Dentro promo de presentación!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »