Utopia: ¿Locura o genialidad?

utopia

Algo tienen las series británicas que las hace diferentes. Y no, no me refiero sólo al acento (que también), sino a esa manera tan especial que tienen de presentar los temas que tratan. La “oscuridad” que parece envolver todo; esa forma tan cruda de retratar la realidad que a ratos te horroriza y a ratos te refleja más de lo que te gustaría. Esa que no deja indiferente. No caracteriza, por supuesto, a todas las series británicas. Pero sí a las que siguen la estética de series como Skins, Black Mirror, Misfits, Psychoville o Shameless. Series dispares que, sin embargo, comparten ese toque de crudeza. Sabéis a lo que me refiero, ¿verdad? Pues hoy toca hablar de Utopia, el último estreno de Channel 4. Una serie que, en parte, tiene ese toque distintivo que mencionaba. Y por ahora funciona muy bien…

A día de hoy, Utopia sólo ha emitido dos episodios. Parece poco, pero teniendo en cuenta la costumbre británica de hacer temporadas de seis episodios, en un abrir y cerrar de ojos se nos habrá ido. Y más aún si contamos con que, por ahora, se rumorea que sólo constará de una temporada. No se ha confirmado todavía, pero varias fuentes así lo anuncian. En otras palabras: tiene toda la pinta de quedarse en una miniserie.

El título de Utopia nada tiene que ver con la famosa obra de Thomas More. En realidad, recibe su nombre de “The Eutopia Experiments”, una novela gráfica que parece contener ocultos entre sus páginas secretos muy importantes y predicciones sobre ciertos eventos de consecuencias catastróficas. Como cabría esperar, son muchos los interesados en hacerse con el cómic. Y están dispuestos a todo. Como protagonistas tenemos a un grupo de personas aparentemente normales que se ven envueltas, sin comerlo ni beberlo, en una red de mentiras y secretos muy peligrosa de la que ya veremos si son capaces de salir.

Ese es, sin duda, uno de los puntos fuertes de la serie: la psicosis que genera, la manera de crear misterio y mantener el interés de forma constante. Eso, sumado a la brutalidad de algunas escenas, que hacen estremecer al más plantado. Y sin olvidar, claro está, la fuerte ironía (casi humor negro, podría decirse) que se esconde tras muchas escenas, sello por excelencia de la casa británica.

No voy a revelar nada más del argumento, porque eso supondría quitar la sorpresa de parte de estos dos episodios. Y como sé que la vais a ver, prefiero esperar a que lo descubráis por vosotros mismos. Eso sí, me veo en la obligación de comentar lo que, para mí, es lo mejor de Utopia: su tratamiento de la imagen. Es, simplemente, perfecto.

Si os digo que algunas escenas parecen sacadas del mejor Tarantino, seguramente diréis que os exagero. Pero podéis comprobarlo vosotros mismos. En cuanto al color… este aspecto parece haber sido obra de un pariente cercano de Bryan Fuller. Más lúgubre, eso sí. Algo así como un primo gótico del creador de Pushing Daisies, para que nos entendamos.

01

Ahora que os he dado estos ingredientes, tratad de unirlos mentalmente. Como decía en el título, esta mezcla sólo puede ser una de dos: o una auténtica locura, o una verdadera genialidad. El curso del resto de los episodios nos hará inclinarnos hacia un lado u otro.

Por si aún no os he convencido, sólo os puedo proponer un reto más: poned en vuestro reproductor el primer episodio, y ved el principio, hasta el momento en el que aparece la cabecera. Si también notáis que no queréis ni parpadear para no perder un solo detalle, entonces estaréis tan atrapados como yo. Ya cuento los días para ver el tercer episodio…


Categorías: Opinión Etiquetas: ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »