United States of Tara: mis motivos

Cada vez queda menos para el regreso de Tara, y con ella, el regreso de unos grandes personajes. Y no me refiero a su familia, sino a los verdaderos motores de esta serie de Showtime. Y es que todos sabemos que los verdaderos protagonistas de esta historia son Tara y sus personalidades, perfectamente interpretadas por Toni Collette. Y conste que no solo lo pienso yo. El Emmy a mejor actriz de comedia conseguido este año, así lo atestigua.

¡Aplauso para Fernando de Morais, amo y señor del universo Tara a partir de ahora en éste, vuestro blog!

Y es que fue la interpretación de la señora Collete la que me hizo disfrutar de la primera temporada de United States of Tara, una temporada, a mi parecer, con ciertos altibajos. Porque sí, estuvo bien, qué digo, estuvo bastante bien, pero me dejó con la sensación de que podía haberme dado más. Quizás me pareció un poco rara la historia de los pechos de su hermana Charmaine. Tal vez no llegué a simpatizar del todo con el sosainas de Max. O quizás no acabé de pillarle el punto a la indecisa Kate. Y qué decir de Marshall, lo mal que lo pasé con las decepciones que se llevó el pobre.

Pero ver a Toni en pantalla y saber, sólo con escucharla, con ver sus gestos, que personaje era el que estaba en ese momento poseyendo su cuerpo, fue sin duda lo que me hizo enamorarme de la serie. Fue en ese momento cuando empezaron a hacerme gracia las extravagancias de la hermana, cuando entendí que Max no era tan soso, sino que simplemente vivía una situación que le abrumaba (aunque quisiera hacer ver que ya estaba acostumbrado) o que Kate, simplemente, está en esa edad.

A partir de ahí odié a T, su juventud, su rebeldía, su forma de despreciar todo y a todos. Me divertí con Buck, disfruté viendo cómo no se deja achantar por nadie, cómo es capaz de defender a una familia en la cual casi ni cree y cómo justifica no tener todo lo que un hombre debería tener. Y quedé encantado con la adorable Alice, capaz tanto de hacerte la mejor tarta del mundo, como de lavarle la boca con jabón a su hija por hablar mal.

Ahora, tras ese final de temporada que más que darnos respuestas, nos las insinuó, estoy deseando que Tara, sus personalidades y su estrambótica, pero entrañable familia, vuelvan a la pantalla de mi televisor. Que entre los nuevos personajes y las nuevas situaciones que nos están prometiendo, hay muchas ganas de verles de nuevo en acción.

¿Verdad que no soy el único que los espera con ganas?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »