Una reflexión tardía sobre el gran final de The Affair

noah-the-affair

Acabó su primera temporada el pasado 21 de diciembre, pero entre Navidad, Fin de Año y Reyes, no había tenido tiempo para sentarme a escribir un rato sobre la que es, para mí, la mejor serie de 2014: The Affair. Sustentado en un reparto principal de muchos quilates, en su concienzudo análisis de los personajes y, sobre todo, en una narración particular que juega con la memoria, el drama de Showtime se despidió con un último capítulo cargado de tensión, de escenas con una imponente carga dramática y con un doble cliffhanger que respalda la apuesta por esa innovadora forma de contar la historia. ¿Os gustó tanto como a mí?

The Affair ha conseguido algo que parecía imposible en mi cabeza: que el cómo importe tanto como el qué. Hablo de los recuerdos de Noah y Alison, por supuesto, y de cómo la memoria de uno y otro regresa sobre escenas puntuales de su historia particular y de su historia en común de forma distinta. Lo hemos visto a lo largo de la temporada con esa narración casi solapada del verano que les cambió la vida, con ligeras variaciones entre una y otra versión que respondían a la realidad que cada uno había creado de cada situación. Esa línea se empezó a separar coincidiendo con el final del verano, y por ende del romance, y se confirma que circula en paralelo en la finale, cuando las diferencias se hacen todavía más grandes y no sólo ayudan a certificar lo selectiva que es la memoria, sino que aportan un elemento de desconcierto que sienta de maravilla a la trama.

Hablo de la última escena del capítulo. En la versión de Noah, el asaltacunas de Scotty aparece en casa antes de que Cole desenfunde la pistola para intentar poner algo de orden. Para el señor Solloway, lo más importante de aquel día, o al menos lo que su memoria ha grabado para siempre, es que vengó el honor de su hija menor de edad poniendo en su sitio a Scotty. Ni rastro del Cole que, en la historia de Alison, se apunta a la cabeza con la pistola cuando se da cuenta que ha perdido su rancho, al tonto de su hermano y a su mujer. Para ella, no es vital que Scotty pulule por allí, pero sí lo es que salvó la vida a su marido antes de decidirse por su amante. Como decía, lo importante aquí no es tanto el qué, sino el cómo: cómo las emociones afectaron a las vidas de esas personas y cómo las han recordado. ¿Qué era importante para ellos en ese instante? ¿Qué momentos han grabado en piedra y cuáles han sido enterrados para siempre? Las diferencias entre una historia y otra nacen de las emociones, que han sido el gran motor de la temporada.

Esa lucha de recuerdos ha servido también para salpimentar el asunto del asesinato, un trasfondo al amor descontrolado de los protagonistas que ha aportado mayor trascendencia al verano. La escena final de la que os hablaba en el párrafo anterior acaba con un cliffhanger (en la versión de Noah, diría) que da paso al verdadero cliffhanger del capítulo 10, en el que Noah recibe la visita en casa de la policía como principal sospechoso del asesinato de Scotty. A estas alturas no creo que haya algún espectador que señale a Noah como asesino, y más después de haber visto el final de la primera temporada de The Killing (el detenido nunca es el asesino), pero a nadie le cabe duda de que el escritor está implicado de alguna manera en la muerte de Scotty. Aún no sabemos a qué nivel, pero lo suficiente como para pagar 20 mil dólares a un testigo para que le eche un cable. Eso, aparte de implicarlo en el crimen, también nos pone al día de su nueva situación financiera: el libro ha sido un best seller, de ahí que tenga una casa lujosa y pueda permitirse este tipo de chantajes. Ah, y está con Alison, por supuesto…

the-affair-1

Antes de llegar a esos últimos compases de la temporada hemos pasado de puntillas por la gestión de la separación de ambos matrimonios, aunque de fondo estaba por supuesto la frustración de no haber conquistado a sus amantes. Porque no, Noah no se va con Alison tras la famosa escena del tren, pero tampoco está con Helen, que lo puso de patitas en la calle y no lo ha perdonado… aún. No me gusta el tópico de que el hombre “libre de ataduras” se lanza alegremente a cepillarse a cualquier mujer joven que pase por su lado, como si la única forma de gestionar una ruptura que tuvieran los hombres fuera poniendo un clavo sobre otro clavo, pero no creo que se nos ocurriera nada mejor si nos viéramos en esa tesitura. Noah entra en una espiral de sexo que siempre ha deseado, o al menos desde que su matrimonio no le satisface, como queda claro en la repetición de la escena de la piscina que abre la temporada, sólo que ahora sin la carga del anillo de casado. Noah va de flor en flor hasta que decide montárselo la escuela en la que trabaja, lo que acaba en una condena a una especie de reformatorio -que existe en Nueva York- para profesores, digamos, algo descentrados. Y allí nace su gran éxito, porque sólo allí tiene el tiempo y el ambiente necesario para escribir el libro que supuestamente estaba escribiendo en verano mientras se lo montaba con Alison. Win-win para Noah.

La gestión de la separación que hace Noah contrasta con la de Helen, que protagoniza una de las escenas más duras de la temporada. Entre lágrimas, Helen le suplica a Noah que vuelva a casa, que ella será capaz de cambiar y que la idea de estar sin él es todavía más aterradora que la de estar con él siendo consciente de que no la quiere como antes… o de que está con otras a la vez. Muy duro. Muy duro porque la culpa es de él, porque ella no tiene por qué cambiar nada y porque su miedo a la soledad, su tristeza y su pérdida absoluta de la dignidad sucede justo después de ver a Noah retozando con toda mujer que está en su radar. No alcanza esas cotas de dolor, pero se le acerca, cuando Noah escoge a Alison y no a Helen tras el follón en casa de los Cole, en la enésima muestra de egoísmo de Noah. Por cierto, Maura Tierney completa con esta season finale una temporada soberbia, que reclama más cancha para ella el año que viene. Y tampoco estaría mal que Julia Goldani Telles, aka la díscola Whitney, tenga más peso en la historia, sobre todo si los guionistas la utilizan para romper escenas de tensión con frases memorables:

So were you really screwing my dad? Why? He’s so old, and your husband is so hot

Alison ha vivio su particular terapia de desintoxicación de Noah junto a su madre, en uno de esos lugares hippies donde dicen que puedes encontrarte contigo mismo. Sea por la reflexión, por el escenario o por el poder de la hierba, Alison regresa a Montauk con las ideas muy claras: la culpable de que su matrimonio sea un fracaso es su tendencia a la autodestrucción. O sea, la felicidad de Cole será directamente proporcional a la distancia que esté de Alison. Cuanto más lejos, mejor. Claro que durante ese exilio, Cole no ha tenido noticias de ella… y ya sabemos que el silencio es un terrible compañero de viaje. Porque te hace pensar. En definitiva, Noah y Alison han tratado su affair como el culo porque, de verdad lo creo, dudo que esos asuntos se puedan llevar de otra manera.

Acabo con dos detalles que merecen mención. Uno, la ausencia de Oscar en este episodio, confirmando que ha sido un arma arrojadiza de los guionistas para poner en marcha algunas tramas. Y dos, las confusas mentiras del detective, que en un capítulo afirmó que estaba casado, en otro que se acababa de divorciar y en este último hemos descubierto que tiene pareja y se llama… Steve. Repito una de las preguntas que hice al principio de la temporada: ¿será que una de las versiones es en realidad la historia que Noah cuenta en su best seller? Lo sabremos el año que viene porque, afortunadamente, esta magnífica serie de Showtime tendrá 10 capítulos más.


Categorías: Sin categoría

19 comentarios

  1. Javi

    Gracias por el spoiler de THE KILLING. Todavía no la habia visto. Ya podríais tener más cuidado con estas cosas, parece mentira.

    • Es verdad. Perdona, sólo hace tres años y medio que se emitió el final de la primera temporada. ¿Del final de Los Soprano puedo hablar? ¿Y del de El Coche Fantástico? ¿Y del de Acorazado Potemkim, que en 2015 cumple 90 años?

    • Indi

      No entren a la web si no se bancan leer sobre el final de un programa que sucedió hace 3 años.

  2. Martí

    Hablar de ella como la mejor serie de 2014 es difícil habiendo otras de la talla de True Detective, Fargo o Happy Valley pero concuerdo en que The Affair está como para ser candidata a serlo. Gran serie, con una brillante puesta en escena y unas interpretaciones magistrales. Con muchas ganas de la siguiente temporada…

  3. osvaldo

    The Affair de lo mejor del año seguro,en mi top 5 de este 2014, pero True Detective y Fargo están muy por sobre ella.
    La maravilla de The Affair es su original narrativa dando un aire fresco a la televisión hoy, el problema de la serie es que cae en la monotonía de los 2 amantes, en 7 episodios de 10 en la cama, a veces parece teleserie. Ojalá que la próxima temporada el protagonismo se lo lleve mas el caso y no tanto el amorío entre ellos. Saludos.

  4. sofi

    Me encantó la serie, sobretodo la manera en que abordan los recuerdos de uno y de otro. La memoria realmente es traicionera y solemos recordar lo que queremos o lo que más nos conviene.
    Altamente recomendable.

  5. Indi

    Pues justamente a mí lo me que más interesante me parece de la serie, no es el caso criminal, que me resulta más un adorno para tener enganchados a los televidentes, sino la magistral manera que tienen de plasmar ese abanico emocional de sus protagonistas. Es lógico que se pasen la mayor parte de los episodios en la cama, el sexo aquí es un protagonista más, o esa historia de pasión entre ellos no tendría sentido. Noah no sólo es un egoísta, además es un estúpido, tanto en la versión de Alison, como en la propia. No para de mandarse una tras otra. Pero todas las actuaciones estan excelentes. En cuanto al final, me pregunto si realmente las cosas estan así de magníficas entre ellos, con Noah como escritor exitoso, adinerado y con Alison y un nuevo hijo, o será parte de la fantasía de alguno de ellos. Me costó engancharme con esta serie al principio,pero a medida de que avanzaba, no podía dejar de verla. Genial que siga otra temporada! Ojalá no decaiga. Bienvenida la reflexión final por más que sea tardía. La serie lo ameritaba.

  6. tuqui

    Uno no tiene porqué ver una serie o película en un tiempo determinado.
    Incluso que se tratase de “El Acorazado Potemkin” o “El gran dictador” de Chaplin, se puede comentar una largamente una película sin develar su final.
    Está claro que se ha tratado de un error involuntario, pero tal vez sería mejor que lo admitas y punto, sin caer en ese tono tan soberbio y petulante.

    Saludos.

  7. UPIRI

    Yo realmente no encuentro a esta serie tan buena. Está bien, pero no es más que otro culebron. La pareja protagonista lo hace bien, pero son el resto de secundarios los que están de sobra. El caso criminal que encontramos no es para nada interesante, ¿a quién le importa que hayan matado a Scotty?. Si me plantean desde un principio que la victima era la mujer de Noah o incluso Noah me hubiese interesado mucho más la serie.

    La forma de contarla, desde dos puntos de vista está bien. Es así como se decide contar la historia y me lo aguanto.

    Si hubiera sido una miniserie con un final más cerrado lo hubiera preferido, pero creo que lo más importante de la serie (que es el encuentro y relación entre los protagonistas) ya se ha contado y si la segunda temporada irá sobre quien mató a Scotty (que me da a mí que fue la mujer de Noah) me parece que perderá muchos enteros la serie.

    A mi entender una temporada hubiera sido suficiente para contar esta historia. Se conocen, son infieles porque sus vidas les asquean y al final acaban felices y juntos. No hay que tirar más del hilo porque acabará en tedio.

  8. Wander

    David Martinez, recuerdo que hace un tiempo decías que no habías visto The Wire. Si sigues en la misma situación te recomiendo verla y disfrutar de Dominic West, y de pasada de la mejor serie de la historia.
    Saludos!

  9. Nimrod

    Para mi The Affair ha estado totalmente a la altura de Fargo y True Detective y me resulta imposible decir cual considero mejor, las 3 me han apasionado. Ha sido un 2014 impresionante en series con estas 3 joyas, pero es que además ha habido otras que no les han ido a la zaga, The Knick, Halt and Catch fire, Penny Dreadfull, que maravilla, a ver si el 2015 es tan bueno….

  10. Gonza25

    TRUE DETECTIVE Y ESTA SERIE LO MEJOR DEL 2014..SUPER ENGANCHADO ESPERANDO LAS SIGUIENTES TEMPORADAS DE LAS DOS…FARGO NO HE TENIDO EL GUSTO DE VERLA, PERO LO HARE. GRACIAS POR ESTA REFLEXION TARDIA..PERO PARA MI JUSTO A TIEMPO.

  11. Rolly

    Dios,quede encantada con The Affair.Es mucho mas que la historia de una infidelidad.Es la visIon que tiene uno de las situaciones,me encanta como esta narrada y tambien como van explotando las emociones cntenidas de todos los personajes,Noah con Heln,Alisson con Cherry,Alisson con Cole,Helen con Noah,Whitney con sus padres,etc.Es impecable la interpretación de Ruth Wilson.Pero me gustan mucho los secundarios,especialmente Maura Tierney interpretando a esa Helen,tan mujer y desgarrada,impecable,hubiese estado bueno ver el relato de Helen,su vision de la historia,sumaria mucho.Espero ansiosa la 2 temporada,quiero saber que les deparan los guinistas,no me gusto mucho eso de que Noah y Alisson tuvieran un hijo,seria mucho mejor que sea hijo de Cole,aportaría mas drama y abriría mas la historia.No creo que la historia de Noah y Helen termine simplemente asi,le falto algo.Fue la mejor serie del 2015,y creo que puede ser mucho mejor.

¡Únete a nuestra comunidad!

Responder a Javi Cancelar respuesta