Un principio y un final: Imperium e Hispania

El enfrentamiento definitivo entre Galba y Viriato se acerca y ni el pretor ni el líder hispano están dispuestos a ser derrotados. Hispania o Roma… solo puede haber un vencedor. Con estas palabras, Antena 3 anunció el año pasado la producción de 3 episodios especiales que servirán para concluir la ficción íbera. La cadena pretende encadenar el fin de la serie con un avance de Imperium, su spin off romano, que en marzo comenzó el rodaje de exteriores en los míticos estudios Cinecittà en Roma. Lugar en el que también se han rodado clásicos del género peplum como Cleopatra, Quo Vadis o Ben-Hur, y más recientemente superproducciones para cine como Gladiator y televisión cómo Roma. Tras varios meses de espera, ayer por fín conocíamos la fecha oficial de emisión de estos útimos episodios, gracias a Vertele. Será el día 11 de junio, Hispania contra Gran Hermano y Entrevista a la carta … Tras el salto, la primera promo de la batalla final para ir abriendo el apetito por el género histórico.

Estos tres episodios, según la web de la cadena, contarán con la participación del actor Pepe Sancho en la piel de Quinto Servilio Cepión, pretor de la Hispania Citerior -septentrional- que sirve a la República enfrentándose a los pueblos lusitanos. Cepión acudirá en la ayuda de su amigo y viejo compañero de colegio Galba, acorralado por el avance de las fuerzas hispanas encabezadas por Viriato. Pero ésta no vendrá como Galba espera. Para Quinto no hay más ley que la que el Senado impone y así, dando la espalda a las ansias de venganza de su amigo, se convertirá en la pieza clave para conseguir la paz por la que los hispanos tanta sangre han derramado.

Sin embargo, el honrado pretor, teme que sus esfuerzos en Hispania no sean recompensados y perder posiciones de nuevo para llegar al Senado y convertirse en cónsul. Así que Quinto tendrá que tomar una decisión definitiva y final: seguir sus principios o unirse a Galba para derrotar a Viriato de una vez por todas. De esta elección dependerá el futuro de Hispania…

La realidad de lo que ocurrió -aceptando cómo realidad los textos de filósofos griegos pagados por romanos- en la llamada por ellos Hispania, se recoge en los manuales de historia de España Antigua cómo: ” la resistencia de Numancia fue el hecho más notable de todos. Los  intentos de conquista de la ciudad, fracasados, llevaron a dos gobernadores Lúculo y Galba a emprender acciones de extrema violencia para rodearla, que el Senado no aprobó y que en el caso de los lusitanos provocó el levantamiento de Viriato. Todo esto llevó a un largo conflicto de ocho años (147-139 a.C) en que los “indígenas” consiguieron mantener una guerra desastrosa para los romanos, tanto fuera como dentro del propio territorio. Aunque Viriato consiguió ajustar la paz, esta fué efímera. El consul Cepión la retomó y, traicionado, Viriato murió asesinado en el 139 a. C.”

Aquí dos textos, uno sobre la figura de Viriato y otro sobre su muerte, que presenciaremos en estos episodios finales. Veremos el porcentaje de verdad y de ficción que hay en ellos.

Por otra parte a los lusitanos los sublevó Viriato, hombre de sutilísima sagacidad que, tras convertirse de cazador en bandolero y luego de bandolero en caudillo y general, y, si la Fortuna lo hubiera permitido en un Rómulo para Hispania, no contento con defender la libertad de los suyos, asolando a sangre y fuego todo el territorio en esta y la otra parte del Ebro y del Tajo y atacando, incluso, los campamentos y guarniciones de los pretores, casi llegó a abatir a Claudio Unimano hasta el exterminio de su ejército y fijó en sus montes con nuestras trábeas y fasces, como trofeos, los estandartes que había capturado. Por fin el cónsul Fabio Máximo lo venció, pero la victoria fue mancillada por su sucesor, Popilio, puesto que, ansioso por concluir la acción, después de haber atacado por medio del engaño, la traición y asesinos de su propio entorno, al quebrantado caudillo que meditaba ya los últimos pasos de la rendición, ofreció al enemigo la gloria de parecer que no podía ser vencido de otro modo.

Floro, I, 33, 15 y ss. (Traducción de G. Hinojo e I. Moreno, Gredos)

Y Viriato envió a Cepión para tratar con él a los más leales de sus amigos, Audax, Ditalcón y Minuro, quienes tras ser corrompidos por Cepión mediante grandes dádivas y numerosas promesas le prometieron que darían muerte a Viriato. Y lo asesinaron de este modo: Viriato solía dormir muy poco a causa de sus preocupaciones y esfuerzos, y la mayor parte de las veces descansaba armado para que al despertarse estuviera inmediatamente dispuesto a todo. Así pues, sus amigos podían visitarle durante la noche. A causa de su costumbre de entonces, los secuaces de Audax, que lo estaban vigilando entraron en su tienda en el primer sueño, como si en efecto algo urgiera, y lo degollaron a pesar de que estaba protegido por la armadura, pues no era posible por otra parte del cuerpo. Como nadie se dio cuenta de lo sucedido a causa de lo certero de la herida, pudieron escapar hasta Cepión y le solicitaron las recompensas. Pero éste les concedió que disfrutasen de cuanto tenían, pero sobre lo que pedían les remitió a Roma. Cuando llegó el día, los sirvientes de Viriato y el resto del ejército, pensando que todavía estaba durmiendo, se sorprendieron por lo inhabitual, hasta que algunos se dieron cuenta de que yacía ya cadáver aunque estaba armado. Y de inmediato hubo lamento y duelo por todo el campamento, llorando por aquél y temiendo por ellos mismos al reflexionar en qué clase de peligros se hallaban y de qué gran general habían sido privados. Y lo que les dolió de modo especial fue que no pudieron encontrar a los que habían cometido el crimen.

Apiano, Iberike, 70-74  (Traducción de F. J. Gómez Espelosín, Alianza)

Por otra parte Imperium, según lo que dijo su productor Ramón Campos a la agencia EFE, tratará sobre la lucha de poderes entre dos familias romanas de corte mafioso con “un punto de Los Soprano”. La serie arranca con el regreso del deshonrado pretor Galba a Roma, tras ser humillado por las fuerzas hispanas en Numancia. Galba, que no está dispuesto a perder su poder en la ciudad, comenzará una guerra contra aquellos que le han hecho caer para recuperar el prestigio y estatus de su familia, los Sulpicio. Con lo que no contará el ambicioso villano de Hispania, es con Cora (Aura Garrido, Crematorio y Ángel y Demonio) una jóven capaz de todo por salvar a su padre.

Dirigida por Carlos Sedes, la ficción ha necesitado recrear la vida en el foro romano de la República para aportar credibilidad al espectador, señala Campos, quien destaca de la nueva producción la inclusión de centenares de extras, algunos actores italianos e incluso peleas de gladiadores. La producción pasará así de los paisajes de la comarca extremeña de La Vera a los decorados de exteriores en Cinecittá dónde se rodó la Roma de HBO, cómo ya habíamos comentado, de la que se han servido también para adquirir el atrezo de fajines, sandalias, capas, lanzas y escudos, que se han ampliado ahora con los ropajes propios del foro romano confeccionados en España. Un esfuerzo de producción que, según Campos, no afectará al coste de la nueva serie: “Nosotros hacemos series de época low-cost'”, asegura, y cifra el presupuesto de Imperium en 500.000 euros por capítulo, en la media de otras de sus series como Gran Hotel y Gran Reserva.

La serie contará con parte del reparto de su predecesora: Lluís Homar, Pepe Sancho, Nathalie Poza, Jesús Olmedo (Marco), Iván Sánchez (Fabio), Ángela Cremonte (Sabina) o Thais Blume, entre otros. A los que se le sumarán los actores ya confirmados para la nueva ubicación en la capital:  Fernando Andina (el mítico Mateo de Al salir de clase, El comisarío, Gavilanes o Física y Química), Elvira Mínguez (Tapas, Pudor),  Javier Ríos (El internado), Aura Garrido, Belén Fabra (Gran Reserva), Paula Prendes, Nasser Saleh, (Física y Químca, Verbo) Antonio Mourelos (Matalobos) , Robert González (Bandolera), Carlos Álvarez Novoa (Gran Reserva) y Santi Marín (Lalola)

La primera temporada constará de 6 capítulos y estará dotada de un “mayor rigor histórico” que Hispania, explica el productor – que deducimos se debe al mayor número de fuentes de información romanas respecto a las íberas, de las que su escritura sólo es capaz de reproducirse fonéticamente pero no de traducirse.


Categorías: Noticias Etiquetas: ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »