Un paseo por la vida de Dominic Purcell

Un paseo por la vida de Dominic Purcell

Dominic Purcell es un hombre peculiar, que ha obtenido popularidad mundial gracias a su papel de Lincoln Burrows en Prison Break, aunque su cara ya era conocida por su interpretación de John Doe en la serie del mismo nombre. Sincero, directo, no tiene problemas en reconocer que se considera un “sex symbol”, pero esa suntuosidad se difumina cuando admite que era un completo desastre en los estudios. Dominic es así, un hombre de contrastes, aunque en Prison Break nos haya mostrado muy pocas caras. En la edición de ayer de El Periódico nos hemos encontrado una entrevista a Dominic en la que repasa su carrera como actor, su éxito en Prison Break y su futuro profesional. Tranquilos, el gran Lincoln está muy comedido. ¿Nos damos un paseo por su vida?

Durante su etapa escolar usted era un mal estudiante, cuya principal afición era el surf. ¿Cómo apareció la interpretación en su vida?

Me declaro culpable. Es cierto todo lo que ha dicho. La interpretación llegó por casualidad. Después de abandonar la escuela, empecé a trabajar de jardinero. Un día vi Platoon en la televisión y pensé que debía ser divertido formar parte del reparto. Entonces, a través de un anuncio en el periódico, acudí a clases de interpretación y la profesora pensó que tenía talento y me animó a dedicarme a ello profesionalmente.

Ahora que conoce la profesión, ¿es realmente tan divertida la interpretación como pensaba?

Sí. Hay momentos en que puede ser divertido y gozoso. Cuando trabajas con buenos profesionales, la experiencia puede ser muy gratificante. Por otro lado, también puede proporcionarte mucha ansiedad, tristeza y angustia. Es una profesión muy intensa.

Usted vivía en Australia, ¿cómo llegó a Hollywood?

Gane una Green Card (permiso de trabajo de EEUU) en una lotería que hace el Gobierno estadounidense cada año. Estaba haciendo mucho teatro en Australia y había participado en un par de películas de televisión. Obtuve el permiso, algunos agentes vieron mi trabajo y todo se puso a tiro. Mis abuelos eran estadounidenses y yo conocía el país, así que el choque cultural no fue demasiado grande.

Tras ocho años en EEUU, ¿se siente completamente integrado?

Bastante. Nací en Liverpool y me fui a Australia muy joven. Aunque he crecido allí, y estoy muy agradecido a ese país, nunca me sentí totalmente a gusto. Sin embargo, cuando llegué a EEUU fui acogido al instante. Es un país de inmigrantes.

¿Preparó de forma especial su papel para Prison Break?

Estudié mucho sobre el sistema penitenciario. También estuve en una prisión federal y hablé con presos. Fue una experiencia muy valiosa.

¿Ha cambiado su percepción sobre la cárcel?

Realmente, no he visto el aspecto beneficioso de las prisiones. Es cierto que aparta a gente peligrosa de la sociedad, pero no sé si tiene la capacidad de rehabilitar a delincuentes. A veces lo consigue, a veces no. Lo que sí puedo afirmar es que la vida en la cárcel promueve la violencia.

¿Cuál es el secreto del éxito de Prison Break?

Trata temas universales, como el amor, la lealtad, la familia… Tiene personajes heroicos y con mucha riqueza. Hay algo de violencia, intriga, suspense. Es un éxito. Leo muchos guiones y la mayoría son muy sosos. Prison Break es fresco e impactante.

Acaba de protagonizar Creek, el último largometraje de Joel Schumacher. ¿Puede avanzar algo sobre el filme?

Es una película de venganza. Tiene que ver con los nazis y con la inmortalidad. Es un largometraje muy oscuro. Trabajar con Schumacher ha sido uno de los mejores momentos de mi carrera.

¿Cómo ve su futuro profesional?

Tengo ambiciones y metas, pero intento que estas no se conviertan en una ansiedad.


Categorías: Prison Break Series Etiquetas: , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »