TWD: Del papel a la pantalla (II)

Del papel a la pantalla (II)

“Es una serie de supervivencia”. Varios vídeos promocionales anuncian eso acerca de The Walking Dead. Y será una verdad como un templo. A pesar de que ahora mismo nos estamos ahogando entre obras de ficción que tratan dicho tema, la mayoría implican catástrofes naturales que conllevan al fin del mundo actual o monstruos de proporciones épicas. Sí, aquí tendremos monstruos, pero la diferencia será que habrá dos tipos: el zombie y el ser humano.

La semana pasada mencioné las películas del conocido dentro del género George A. Romero. Obviando sus otros trabajos del séptimo arte, este hombre ya entrado en años es el responsable de la imagen y del uso del zombie tal y como lo conocemos. En Night of the living dead (1968) tenemos un pequeño grupo de personas refugiadas en una casa y que, con el paso del tiempo, terminan haciendo que haya más peligro dentro que fuera. Por no mencionar el cliffhanger final que muchas series querrían tener. En Dawn of the dead (1978) la fórmula se repite pero a mayor escala: en un centro comercial y con varios grupos distintos de personas. Y Day of the dead (1985) es el colmo, donde se ven las consecuencias del control y del poder bajo la presión de un mundo devastado e invadido por muertos andantes. En las tres se utiliza el zombie, las tres tienen sus destripamientos necesarios y las tres tienen su moraleja.

Fotograma de Dawn of the deadFotograma de Dawn of the dead

Sin hacerme más pesado respecto a dichas películas, saltamos a lo que, en teoría, interesa. Rick Grimes, protagonista de The Walking Dead, empieza, desde la segunda o tercera página/escena un reto de supervivencia. Reto al que pronto se le unirá un grupo de afortunados. Pero como ya se ha dicho, dos tipos de monstruos estarán presentes y, personalmente, creo que el segundo es peor que el primero. Un servidor piensa que una de las cosas que más cuesta en las historias de zombies es creerlas y ponerse en esa situación. Pero creo que basta con imaginar estar en un grupo de personas bajo una presión y una tensión constante y añadir el factor de la posible muerte.

Tendremos raciones y hordas (me encanta esa palabra) de zombies, pero nuestros protagonistas también estarán rodeados de ellos mismos. Y si las diferencias entre dos personas en un mundo teóricamente civilizado pueden llevar a una Guerra Mundial, sólo hace falta aumentar el número de personas y cambiar el contexto por un mundo sin civilización donde el optimismo escaseará junto a la comida, el refugio o los seres queridos.

Viñeta de The walking deadViñeta de The walking dead

Y a la hora de volcar todo esto en la venidera serie, Frank Darabont y Robert Kirkman, junto a un gran equipo de guionistas (que han trabajado en The Shield y en la tercera de Dexter, por nombrar algunas), se están encargando perfectamente. La prueba que cualquier ser humano con tal de sobrevivir es capaz de hacer cualquier cosa estará presente en The Walking Dead. Junto a todo tipo de miedos, ya seas una niña huérfana o un líder poderoso con todo un ejército a tu disposición. El miedo a morir en un mundo lleno de muertos, algo irónico y que depende de la situación, también puede llevar a creer que no queda nada que perder y olvidar completamente el instinto de supervivencia, sustituyéndolo por la locura o algo mucho peor.

Y ahora, cito al mismísimo Rick Grimes. Se puede considerar spoiler, aunque no hace referencia a ningún hecho importante…

¡Nos convertimos en lo que somos! Estamos rodeados de muertos. Estamos entre ellos y cuando finalmente nos rindamos, seremos ellos. Estamos viviendo un tiempo prestado. ¡Cada minuto de nuestra vida es un minuto que les robamos a ellos! Les vemos por ahí y sabemos que cuando muramos, seremos ellos. ¿Creéis que nos escondemos para protegernos de los muertos vivientes? ¿Acaso no lo entendéis? ¡Nosotros somos los muertos vivientes!

Tal vez te preguntes qué intento hacer con tanta letra y casi sin llegar a nada en concreto. Bueno, en primer lugar, recomendarte personalmente que le des una oportunidad a las historias con zombies (si no lo has hecho ya). Y en segundo lugar, aportar un granito de arena al hype que está teniendo The Walking Dead semana tras semana. La semana que viene, si todo va bien, tocarán los personajes y cómo estos han pasado de ser tinta sobre papel a personas de carne y hueso. O no tanta carne.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »