Top 5: M.I.L.F.s

Top 5: M.I.L.F.s

M.I.L.F. es el concepto con el que me refiero a las Mujeres Intérpretes Longevamente Fabulosas. Si al leer MILF, has pensado que iba a escribir unas líneas acerca de esas mamás que están de buen ver, felicidades: eres igual de degenerado que yo. Porque mi intención solamente era la de homenajear a todas aquellas artistas que, una vez sobrepasan la barrera de los 35, son marginadas por la despiadada industria Hollywoodiense, que las sustituye por carne fresca nueva que sea del agrado del público.

Correcto. El gran público tiene, como siempre, parte de la culpa: “Voy a ver la última película de Megan Fox, que cuentan que se le ve un poco la nalga” –he llegado a escuchar de algún desgraciado (que posiblemente fuera yo mismo). Los productores, esos buitres carroñeros, compran caras bonitas y las explotan hasta que dejan de ser rentables. Por ese motivo, la mayor parte de las actrices se ven obligadas a pactar con el cirujano diablo para alargar al máximo su vida laboral. La mismísima Geraldine Chaplin, nieta de un tal Charles Chaplin, reconocía que el hecho de tener cara en las arrugas (diciendo que tiene arrugas en la cara se queda uno corto) le ha servido para recoger los pocos papeles de anciana que ofertan los directores de casting.

Por suerte, las maduritas interesantes, disponen de un lugar en el que refugiarse; un sitio que sobrevive al margen de las imposiciones de los grandes estudios, un paraíso en el que mandan los veteranos: la televisión. Pondremos cinco ejemplos, puesto que seis son muchos y cuatro, pocos:

La sombra del éxitoLa sombra del éxito

En el puesto número 5: ¡Alyssa Milano! Unos diez años atrás, una generación de jóvenes pajilleros seriéfilos, elevó a la categoría de éxito a un mediocre programa: Embrujadas. Éramos Eran muchos los que permanecían frente a la pequeña pantalla completamente hipnotizados, y no precisamente por los conjuros del trío de brujas protagonista, sino por los prominentes y turgentes senos de la Milano. Fijaos con qué elegancia he descrito los poderes de Alyssa, con lo sencillo que hubiera sido soltar un “vaya tetazas se gasta la moza, que parece tricéfala”; sin embargo, uno es elegante y no cae en recursos soeces. Por cierto, nuestra exbruja preferida se ha pasado a una shitcom sitcom titulada Romantically Challenged. Por si a alguien le interesa. A mí, no.

¡Así se hace un pastel! Como quede la receta da igual¡Así se hace un pastel! Como quede la receta da igual

En el puesto número 4: ¡Mary-Louise Parker! Poco he visto de Weeds, mucho he visto de Mary-Louise Parker. Una vez cacé, así sin querer, una escena en la que el hijo de Nancy (el personaje de Mary-Louise en la ficción) se “toca” pensando en su madre. “¡Qué guarrería”- clamarán algunos. Pues que sepáis que “eso”, Freud lo considera normal. Complejo de Edipo, lo llamó. El día que se demuestre que el señor Sigmund era un perturbado peligroso, ganaré infinidad de apuestas.

Una de éstas es Sarah-Jessica. Os dejo con la intrigaUna de éstas es Sarah-Jessica. Os dejo con la intriga

En el puesto número 3: ¡Sarah-Jessica Parker! Corre por “ahí” (así, en general) una leyenda que explica que Sarah-Jessica es el resultado de un experimento genético, en el que dos científicos combinaron el ADN de mujer con los genes de un caballo, creando una especie humano-equina que probablemente acabará dominando el universo a medio-largo plazo. La Parker, por si algún astronauta recién aterrizado a nuestro planeta está leyendo esto, era la rutilante estrella de Sexo en Nueva York, la abominable serie que gracias al Señor ya fue finiquitada… para continuar su andadura en el cine. ¿Cuántos divorcios/separaciones/rupturas habrá causado esta saga? Y lo que aún está por venir (la segunda secuela del film está en proceso), menos mal que el mundo se va al carajo en 2012… posiblemente por culpa del mencionado ejército de mujeres-equinas. Yo aviso.

La que se avecina: Mujeres equinas vs The Cher's ClonesLa que se avecina: Mujeres equinas vs The Cher's Clones

En el puesto número 2: ¡Teri Hatcher! Ya casi nada queda de aquella pizpireta y guapérrima jovenzuela que hacía de partenaire de Superman en Lois & Clark, puesto que ha digievolucionado a Cher. Qué casualidad que la mayoría de las mujeres que están desesperadas por evitar el paso del tiempo, adquieren el mismo rostro que la (ex)diva de la canción…

De las inmortales Chicas de Oro, ya sólo queda una...De las inmortales Chicas de Oro, ya sólo queda una…

En el puesto número 1: ¡Betty White! La que en otra época fue una de Las Chicas de Oro, se ha convertido en la abuela de América. Incluso la (muchimillonaria) audiencia del Saturday Night Live, persuadió hasta lograr que presentara el show, y su presencia al frente del espectáculo fue celebrada por la exigente crítica americana (el colectivo, no una señora en concreto). Así las cosas, la minoritaria cadena TV Land, la ha sacado del baúl de los recuerdos para protagonizar Hot in Cleveland. Tranquilos, por fortuna sólo la mitad del título es literal: la serie se desarrolla en Cleveland, pero Betty no es quien muestra su lado hot.

Y fin. Parece ser que lo que originalmente iba a ser un post en defensa de las actrices curtidas en el noble arte de la interpretación, ha degenerado (como siempre) en un artículo repleto de bilis y marujeo barato aderezado con una “pizca” de salidismo y mal gusto. Es culpa del verano, que afecta a los cerebros de los mejores redactores (y al mío, también): empiezas escribiendo con la cabeza y terminas haciéndolo con el… Penélope Cruz y Javier Bardem se casan… Qué fuerte, ¿no?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »