Top 10 momentos de series :: Lost

Lost cierra nuestro repaso a los mejores momentos del triunvirato. Empezamos con Prison Break, saltamos a Heroes y ahora le toca el turno a Lost, sin duda, la que más nos ha costado. Este repaso a las tres temporadas nos ha permitido sacar alguna que otra conclusión: la primera temporada es mejor que la tercera, que supera con creces a la segunda; las muertes en la isla son especialmente dramáticas (Eko, Boone y, sobre todo, Charlie); y Locke es el rey de los momentos más importantes de la serie. ¿Se nota que el calvo es nuestro personaje favorito?

10. Sawyer mata a Anthony Cooper: La sorpresa fue mayúscula cuando vimos que el pseudopadre de Locke estaba en la isla. Alucinamos cuando Ben le puso a Locke la prueba de matarlo para encontrar respuestas. Pero cuando Locke fichó a Sawyer para hacer el trabajo sucio 'flipamos' más que nunca. La ira de James Ford hizo el resto. Él no tenía ningún lazo emocional con el maldito Cooper y llevó a cabo una venganza que había esperado toda una vida.

Imagen de LostAdiós al peor padre de la historia

9. Locke explota el submarino: Jack había conseguido convencer a Ben para que le dejara salir de la isla. El submarino estaba preparado, pero Locke tenía otros planes. Rechaza salir de la isla donde ha recuperado la movilidad en sus piernas y no consiente fugas en su plan. Un poco de dinamita y el submarino voló por los aires. La imagen de Locke de rodillas, pidiéndole perdón a Jack se ha quedado para siempre en nuestra memoria.

Imagen de LostEl submarino estalló, igual que Jack contra Locke

8. El robo de Walt: Espectacular final para la primera temporada. Michael, Walt, Sawyer y Jin habían conseguido dejar atrás la isla en un barco prefabricado. Estuvieron a punto de salvarse, pero apareció el barco de Los Otros, liderados por un Tom todavía barbudo. La salvación se transformó en desesperación, especialmente para Michael, cuando secuestraron a Walt.

Imagen de LostTom y sus secuaces se llevaron a Walt

7. “Don't tell me what can't I do”: Doble sesión de momentos especiales. En el primer flashback de Locke descubrimos que estaba postrado en una silla de ruedas y, además, nos regaló esta mítica frase. Su intención era participar en una expedición, pero la agencia encargada de montar el tour lo descartó por su incapacidad para mover las piernas. Su discurso nos puso los pelos de punta. (Nos alegramos especialmente del momento 10 de nuestro top 10, maldito Cooper…)

Imagen de LostLocke en estado puro, recitando uno de sus discursos memorables

6. Michael se carga a Ana Lucía (y Libby): El por entonces Henry Gale (luego Ben) llegó a un pacto secreto con Michael. Walt a cambio de su libertad. Para ello, Michael tenía que pasar por encima de Ana Lucía y no dudó en eliminarla. Involuntariamente, Libby se cruzó en su camino, en mal momento, y Michael tampoco titubeó. Dos disparos, escaso arrepentimiento y “vamos a por Walt, Henry Gale”.

Imagen de LostAdiós a Ana Lucía y Libby en menos de un minuto

5. La muerte de Charlie: Fue el último que nos dejó y todavía lloramos su ausencia. Charlie se sacrificó por Claire, por Aaron, por Hurley, por Desmond, por sus compañeros de isla y, sobre todo, por él mismo. Hasta entonces, su papel en Lost había sido bastante oscuro (problemas con la heroína, secuestro de Sun, cómplice de Sawyer en el robo de armas,…) pero su muerte borró todos los malos momentos y nos dejó una imagen de un Charlie que daba su vida por la salvación del grupo.

Imagen de LostLa despedida de Charlie, un mar de lágrimas

4. Presentación de Desmond: El final de la primera temporada nos había dejado con la puerta de la escotilla abierta. El incio de la segunda nos dejaba totalmente descolocados. Imagen de una persona en una especie de apartamento, haciendo vida normal, con el 'Make your own kind of music' de fondo. De repente, una explosión que rompe su rutina. Aquello era el interior de la escotilla y aquel hombre era Desmond, que ya había aparecido en el flashback de Jack. Impresionante.

Imagen de Lost¡Había vida en el interior de la escotilla!

3. Jack opera el cáncer de Ben: La frase de Ben explicaba el milagro. “Me diagnostican un cáncer de médula y ese mismo día del cielo cae un cirujano experto en médulas”. Jack accedió a operar a Ben a cambio de la libertad de Sawyer y Kate. La escena en la que Ben se debate entre la vida y la muerte y Jack frena la operación hasta que sus amigos no estén a salvo, de lo mejor de la tercera temporada. Finalmente, Jack cumplió su parte del trato y Ben volvió a caminar.

Imagen de LostA Ben el milagro le llegó del cielo

2. Jack y Kate, en el flash forward: Quizás porque es el final de la tercera temporada y todavía no sabemos cómo serán las siguientes. Quizás porque la idea del flash-forward nos pareció sublime. Quizás porque Kate está espectacularmente guapa o quizás porque Jack bebe como su padre y tiene una barba de tres meses. La cuestión es que la última escena conocida hasta el momento, en la que Jack trata de abrazar a Kate y ella se niega y en la que también rechaza la idea de volver a la isla nos emocionó más que cualquier otra. Excepto una…

Imagen de LostJack quiere volver a la isla, pero Kate no, ¿por qué?

1. Locke y la luz de la escotilla: Fue el momento más especial de la primera temporada y, en nuestra opinión, el más espectacular de la serie. Por el protagonista, un Locke totalmente desesperado gritándole a la isla que le había dado todo; por la trascendencia, ya que conocimos que la escotilla estaba habitada; por las consecuencias, ya que su apertura posterior desencadenará la mayoría de acontecimientos de la segunda temporada; o por los instantes previos a que se encendiera la luz, en la que Locke había hecho malabarismos para encontrar un sentido a su existencia, dejándose en el camino a Boone. Espectacular. En nuestra memoria, para siempre.

Imagen de LostLa luz se encendió tras las lágrimas de Locke


Categorías: Lost Perdidos Series Etiquetas:
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »