The Shield a través de cinco antagonistas

the-shield

Una de las estrategias más habituales a la hora de realizar un interrogatorio a un posible delincuente es la de “poli bueno, poli malo”. Al menos eso es lo que nos han hecho creer la mayoría de ficciones policiacas. The Shield nos amplió esa información mostrándonos que cada oficial tiene un catálogo mucho más amplio para escoger dentro del apartado de “poli malo”. La serie creada por Shawn Ryan finalizó hace ya seis años y sigue siendo considerada como una de las series que, a pesar del éxito de la crítica y del público, no ha obtenido el reconocimiento debido. Como nunca es mal momento para hablar de esta serie, en este post haremos un repaso a los mayores villanos que han pasado por las calles de LA, para hablar de una de las series más estimulantes, adrenalínicas y desesperanzadoras que ha dado la televisión en los últimos años.

The Shield sigue caracterizándose por ser una de las series cuyo formato es difícil de comparar. Pocas series han combinado el género procedimental y la trama continuada como la protagonizada por Vic Mackey. Una decisión en absoluto gratuita, además, ya que todos los casos diarios a los que tenía que hacer frente el grupo de asalto y el resto de policías contratados en el distrito de Farmington, completaban nuevos trazos del carácter de sus personajes. Si en CSI, Mentes Criminales, Navy, o cualquier serie similar, los personajes, en cada entrega, cumplen con el caso de la semana y siguen con sus particulares vidas, en The Shield, cada caso marcaba de alguna manera el destino de los personajes. Nada quedaba atrás, todo tenía sus consecuencias. Quizás el punto más fuerte de la serie fuese ese, lograr que en cualquier episodio pudiera resonar, a altos decibelios, cualquier hecho sucedido en anteriores temporadas.

El primer capítulo de la serie comienza con la decisión del capitán Aceveda de incluir en el equipo de Vic a Terry Crowley, y el asesinato de este (al final del mismo) solo sera la pequeña (gran) bola de nieve que, durante las siete temporadas que tiene la serie, acabará convirtiéndose en un enorme alud. Era inevitable intentar premonizar qué podía suceder en la siguiente temporada que pusiese en una situación más complicada que en la que ya estaban sus protagonistas. A pesar de que los miembros del Strike Team siempre encontraban algún atajo a través del que escaparse para brindar con cerveza, drogas incautadas o billetes de origen armenio, siempre nos daba la sensación de que algo, tarde o temprano, acabaría saliendo mal. A partir de la cuarta temporada, la serie empezaba a darnos la razón. Hablar de moralismos, sería erróneo. Lo correcto sería hablar de errores, prepotencia e hipocresía.

Como decíamos antes, siete temporadas, ochenta y ocho episodios, y una media de tres tramas por capítulo con sus particulares detenidos. Parece que hay un amplio casting para elegir a cinco villanos suficientemente potentes, ¿no es así? Empecemos.

5- Ben Gilroy. Ocupación: Jefe Asistente de la policía de Los Angeles

img2

Creador de la estación policial conocida como “The Barn” y principal valedor de Vic Mackey, al que propuso como lider de un grupo experimental para poner orden en las calles llamado Strike Team. Más allá de ser el encargado de poner en marcha el principal motor de la serie (por si fuera poco con lo ya dicho, también fue el que dio el aviso a Vic sobre Terry Crowley) y, por tanto, ser responsable de todo lo que sucederá, quizás lo más escalofriante de Ben Gilroy fue su carácter profético. Cuando fue buscado por estafa inmobiliaria, Gilroy amenazó la seguridad de la familia de Mackey. Tras ser arrestado, advirtió a Vic de que ambos no eran demasiado diferentes y por último apareció muerto en México, alcoholizado. Todos sabemos cómo acabaron Corrine, Cassidy y el resto de la familia de Vic. Sabiendo que tampoco habían demasiadas diferencias entre los métodos de Ben y Vic, no sería descabellado pensar que el destino final de Mackey, esté en algún país latinoamericano en el que esperar la muerte.

 

4- Jon Kavanaugh. Ocupación: Detective de Asuntos Internos

img3

Posiblemente el mejor antagonista al que Vic y su grupo de asalto tuvo que hacer frente en la serie. Regido por un enorme sentido de la ética, Kavanaugh sabía perfectamente que el lugar al que pertenecía el Strike Team era la cárcel. A pesar de no tener pruebas suficientes para arrestarlos sabía que indagando en sus investigaciones acabaría logrando la información necesaria. Forrest Whitaker interpretó brillantemente a este personaje cuya camaradería acompañada por ciertos ataques de ira, provocaban en el espectador una expectación constante al no poder intuir nunca cuál sería su próximo movimiento. Lo único que parecia quedar claro es que nunca se saltaría sus principios, como demostró al ni siquiera utilizar su poder para poder vivir con la mujer de la que estaba enamorado.

Cuando Kavanaugh decidíó introducir pistas falsas y manipular testimonios de testigos inventados, volvió a demostrar cuán contagioso puede llegar a ser Mackey. La obsesión por demostrar que Vic era culpable acabó provocando que él terminara en la cárcel en su lugar. Que terminara entregándose y reconociendo su culpabilidad no hace menos duro el tener que aceptar que, a unos cuantos kilometros a la redonda de Farmington, cualquier atisbo de ética acababa desvaneciéndose con el paso del tiempo.

 

3- David Aceveda. Ocupación: Ex-capitán de “The Barn” y representante del Ayuntamiento de Farmington

img4

El piloto de The Shield parecía tener como principal objetivo demostrarnos que las principales fuerzas que se iban a enfrentar en la serie iban a ser Aceveda y Mackey. Sin embargo, según pasaban los años, a pesar del odio recalcitrante, los dos personajes en muchas ocasiones se veían condenados a entenderse. A pesar de que Aceveda estaba empeñado en que Vic acabara entre rejas, en su particular organización de intereses parecía que otros tenían mayor prioridad.

Estableciéndose como adalid de la justicia y siempre cerca de una cámara para mostrar su cara ante cualquier buena noticia que le ayudara en su carrera política, Aceveda quizás sea el personaje con más trapos sucios de The Shield, desde la violación que sufrió hasta sus chantajes y sus venganzas letales. Aceveda se ha mostrado como el personaje más orgulloso de la serie. Si quería que Mackey acabara entre rejas era para probar que tenía razón y, por encima de todo, demostrar su fuerza. Que al finalizar la serie todo haga indicar que será el próximo alcalde de Farmington, solo auguraba que el futuro de Farmington no prometía ofrecer demasiado margen de mejora. Al contrario.

 

2- Shane Vendrell. Ocupación: Miembro del Strike Team

img5

The Shield es la serie de Shane Vendrell y Vic Mackey. Desde el primer capítulo, en el que son los únicos testigos de lo sucedido con Terry Crowley, hasta el último en que cada uno de los dos acaba haciendo frente a un infierno diferente. Si volvemos a la comparativa de “poli bueno, poli malo”, vistos los hechos acontecidos durante los siete años, Shane sería el poli bueno. El poli bueno encargado de aliarse con líderes de bandas asesinas, robar grandes cantidades de dinero a los armenios, aliarse con estos y, por encima de todo, asesinar a un compañero policía.

Walton Goggins se encarga de interpretar a un personaje torpe, inocente y egoísta. El asesinato de Lem lastró para siempre su relación con Vic y Ronnie e inició un viaje de no retorno, que acabaría finalizando de forma trágica. ¿Es Vic el principal causante de las decisiones de Shane? Los simpatizantes del segundo abogarán por esa posibilidad mientras que los seguidores del primero dirán que la naturaleza de Shane era la que era. La mejor respuesta se encargó de darla el propio personaje en la nota que dejó antes de acabar con su vida: “No creo que ninguno fuera peor que el otro, pero cada uno hizo del otro algo peor de lo que era por separado“.

A pesar de que muchos (más concretamente Vic y el resto de miembros del grupo de asalto) vieron en Mara a la Yoko Ono del Strike Team, esta fue la mayor victoria de Shane. Lo que no deja de hacer mucho más trágica su secuencia final.

 

1- Vic Mackey. Ocupación: Líder del Strike Team

img6

Hipocresía y visceralidad. Posiblemente, los dos conceptos que mejor definen a Vic Mackey, santo y seña de The Shield. Desde aquel piloto estrenado en Marzo de 2002, una cantidad enorme de personajes se encargaban de dudar de los métodos de Mackey y lo satanizaban, a pesar de que nosotros creíamos que solamente era un policía con estrategias no demasiado ortodoxas, pero que conseguía establecer justicia en las calles. Mucho antes de escucharle decir “¿Cuánta memoria tiene esa cosa?” ya éramos conscientes de que Vic, efectivamente, era mucho peor de lo que pensábamos, pero esa frase (acompañada del eterno silencio antes de empezar a hacer su confesión) resumía cuanta razón tenían los Aceveda, Kavanaugh, Wyms y cía.

Pocas series mostrarán un odio hacia su protagonista tal y como el que demostró The Shield hacia Vic Mackey, en su desenlace. La última temporada parece tomar partido de un modo descarado por Shane, que incluso podría llegar a quedar redimido, según se mire. El destino final de Vic es mucho peor que el de Lem, Shane o Ronnie. Sí, logra evitar la cárcel. Continúa vivo. Pero, ¿para qué? Como bien le pregunta Shane en la última conversación entre ambos: “¿Tú a quién tienes Vic? ¡Dime a quién tienes!“.

El traje que tiene que enfundarse Vic en sus próximos tres años, tiene peores consecuencias para él que las que tendría un mono de reo. Es probable que nunca vuelva a ver a sus hijos. Su grupo de asalto se ha diluido completamente. ¿Qué le queda? ¿A quién tiene? Únicamente su pistola con la que no sabemos si tratará de liberar a Ronnie, huir a Mexico o tomar el mismo camino que Shane. En cualquier caso, Vic Mackey consigue una de las victorias más dolorosas que nunca ha conseguido un personaje de televisión.

A estos nombres se les podrían haber sumado otros como Ronnie Gardocki, Pezuela, Joe Clark, Tommy Hisk… Incluso el propio Wagenbach filtreó con el asesinato, para la desgracia de un gato que pasaba por allí. Todos esos nombres daban mucho más miedo que los Antwon Mitchell, Margos, Guardo, Armadillo… Solamente Claudette Wyms o Curtis Lemansky (dentro de lo que cabe) parecían ser personajes con buen fondo, y ninguno de los dos tuvo un final especialmente afortunado. The Shield ha tenido que soportar muchas comparaciones con The Wire, a pesar de que las formas y los objetivos de ambas eran completamente diferentes. Quizás lo único que podían tener en común es que mientras The Wire difuminó la línea que separaba a los criminales de los policías, The Shield la volvió a establecer para cambiar de lugar a cada uno de los sectores.

 


Categorías: Sin categoría

13 comentarios

  1. JJ

    excelente resumen, es la realidad de todos los policias del mundo tratas de hacer lo mejor pero te das cuenta que no es asi. el final fue muy bueno.

  2. JJ

    una de las mejores series ya que es una realidad en todo el mundo ya que la corrupcion y falta de etiqueta profesional al final salpica a la mayoria. Cada uno de los actores hizo de su personaje un gran trabajo.Sobre todo a vic se la comio

  3. Alfonso

    Honestamente, esta serie, es la mejor que he visto. Razones, varias, la mayoría ya las dijiste en el articulo. Los capítulos de la ultima temporada, de 10, magistrales, el guion, las actuaciones, el desenlace.

  4. Juan Jesús

    Acabo de terminar de ver el episodio final, y este magnífico artículo me ha hecho recordar todos los grandes momentos que The Shield y su maquiavelico protagonista me han brindado en los últimos meses. Chapeau!

  5. Vic Mackey

    Felicitaciones por tu artículo.
    Solo me gustaría decir algunas cosillas. No creo que Vic (o sea yo) se haya decidido al final por rescatar a Ronnie, si te fijas bien, cuando está colocando las fotos en el nuevo escritorio de trabajo se puede ver una donde aparece solo con Lem, que por cierto, esa foto no es más que un recorte del retrato de todo el Strike Team (es la misma que usa para buscar a Shane). Por otro lado, no creo que pretenda suicidarse y mucho menos ir a México. Lo que sí me llama la atención es la sonrisa velada al final (cuando se guarda el arma), como si tuviese un plan para salir del pozo de desolación en el que se ha metido a través de la vuelta a las calles. La verdad el final de la serie nos deja desolados a todos, pues, aunque es excelente (una obra maestra), nos deja con una incógnita “¿Qué hacer cuando lo pierdes todo?” ¿Renunciar o Seguir adelante? Una respuesta hubiese hecho menos dramático el final, por eso nos gustó.

  6. Vic Mackey

    Por cierto, se me olvidó decirlo.

    Esa imagen de Vic en la sala de interrogatorios a través del televisor es brutal, demasiado sádica.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »