The Big Bang Theory: un “pequeño” repaso de la sexta

repaso-sexta-temporada

Atención seres sensibles de SPOILERS y de todos aquellos que aún no hayan visto la sexta temporada de TBBT (cómo nos gusta abreviar títulos ¿eh?), este pretende ser un post cargadito de todos los detalles relevantes de la última temporada. Ya lo dice el refrán, quien avisa…

El pasado jueves arrancó de vuelta la sexta temporada de The Big Bang Theory y, antes de volver a entrar en materia nueva, voy a hacer un pequeño repaso de lo más relevante que ha pasado en este particular universo nerd. ¡Allá vamos!

Empezaremos si os parece por qué ha sido de las parejas:

1. Penny y Leonard: en mi opinión (y como tal es subjetiva, por favor, que no vuelen todavía los cuchillos) esta es la pareja que menos aporta en la serie. Tras finalizar la quinta temporada con una cutre pedida de matrimonio de Leonard a Penny (Penny, Penny), me ha sorprendido gratamente ver que han evolucionado algo en su relación. Si bien empezó con una pequeña crisis entre ambos tras el No en la proposición, han seguido adelante y se ve que el problema de Penny es que realmente está muy asustada por la seriedad que va tomando su relación. Así que Leonard decide no volver a pedirle matrimonio y decidir que cuando llegue el momento, sea ella quien se lo pida a él “con el paquete completo”.

2. Bernadette y Howard: genial el comienzo de temporada con Howard todavía en el espacio: primero encantado de estar allí, segundo quejándose de los otros astronautas porque se metían con él (¿alguien además de servidora ha buscado el vídeo de Astronaut yells for 9 minutes? Por favor, decidme que no soy la única tan friki en la sala), tercero excitándose con la gravedad terrestre y cuarto volviéndose loco ante la creciente claustrofobia por estar en el espacio. La relación de estos nuevos casaderos sigue demostrando que entre ellos existe una gran química, con una Bernadette que parece ir mutando cada vez más en una nueva madre de Wolowitz en materia de gritos y dominando claramente la relación. Bárbaro el capítulo donde regaña a Howard por haberse gastado 5000 dólares en un impresora en 3D. Y eso que el muchacho solo quería hacerse unas figuritas de acción de los dos. Incomprendido…

raj deprimido

3. Raj y Stuart / Lucy: Al peculiar hindú le empaquetaron al principio de temporada a Stuart. Sí, hablamos del depresivo dueño de la tienda de cómics que se perfiló por Sheldon como el “sustituto” de Howard en los primeros capítulos, mientras este aún está en el espacio. Sigo creyendo que Raj debería salir del armario de una vez por todas o declararse bisexual. Desde luego lo de metrosexual o “feliz en contacto con su parte femenina” tampoco me cuadra con este muchacho, pero a los guionistas de la serie les sigue gustando jugar con la ambigüedad sexual de este personaje. Así que ahora, ya oficialmente descartado seguir con este juego con Howard, han decidido sacarse de la manga una gran amistad con Stuart, con el cual llegar a compartir piso (algo que provoca unos pequeños celos en Howard cuando regresa).

Hacia el final de los capítulos aparece una nueva fémina para iluminar la vida de Raj. ¿Cuándo? En una fiesta para solteros solitarios organizada por Raj en el día más romántico del año según las grandes superficies, San Valentín, para que nos entendamos. ¿En dónde? En la tienda de cómics ¡por supuesto! Tras una primera cita desastrosa en la que Lucy, que así se llama la nueva chica, escapa por la ventana del baño, esta regresa arrepentida a la tienda de cómics buscando que le entreguen una nota con su número de teléfono al buenorro de Raj. Me encantó el momento en el que Howard defiende, de forma peculiar, eso sí, a Raj. Finalmente, tras hacerse de rogar a su manera, Raj llama a Lucy y descubre que esta tiene ansiedad social, lo cual explica lo “especial” de esta chica. El romanticón de Raj le propone quedar de nuevo y tras pedir consejo, inútil todo hay que decirlo, al Consejo de Damas sobre posibles ideas para citas geniales, organiza una muy especial en una biblioteca en la que se puede comer (sí, eso último era ironía).

4. Amy y Sheldon: mi pareja favorita para el final. Lo de estos dos tiene traca… La pobre Amy sigue enamorada hasta la médula del rarito de Sheldon y este también ha ido demostrando poco a poco que no puede vivir sin ella. Desde luego Amy se merece el premio del año a la Novia Paciente, tanto por aguantar las múltiples rarezas de Sheldon como por el hecho de llevar dos años deseando “consumar” esta relación. Quiero creer que finalmente conseguirá llevarse el gato al agua y aún más, quiero ver cómo cambia el hecho de tener sexo a Sheldon. Fantástico el capítulo en el que Barry Kripke cree que Sheldon está distraído debido a la gran cantidad de sexo. Ge-nial.

Aparte de la novedad de Lucy, no podría dejar sin mencionar a la nueva ayudante de Sheldon: la guapa Alex, que se muere de ganas de trabajar con el brillante científico. Si bien, la pobre inocente, cree que podrá ayudar a Sheldon en cuestiones realmente importantes, la realidad es que se encarga de asuntos tan triviales como buscar el regalo perfecto de San Valentín para Amy (atención al presupuesto con el que cuenta para ello, 2000 $. Toooomaaaa…).

Alex, que si bien llama la atención de Raj desde un principio, parece poner sus ojillos tiernos en Leonard, y claro, este está encantado con la idea de que una chica así se fije en él. Así que tras alardear delante de sus amigos, este coqueteo llega a oídos del Big Boss Sheldon que no lo considera en absoluto profesional, ya que Alex tiene que estar centrada al 100% en su trabajo con él. Tras una bizarra charla con Sheldon sobre esta cuestión, Alex acaba denunciando a su jefe a Recursos Humanos y este, que debe pensar lo de “si caigo yo, caemos todos”, acaba metiendo a todos sus amigos en problemas. Razones desde luego no le faltaban a la chica porque la verdad es que se lució Sheldon en este capítulo soltando perlas, pero, aunque soy mujer, en ningún momento me resultó ofensiva toda la sarta de banalidades que soltó por esa boquita. Sheldon es como es, y realmente no creo que sea sexista, ni racista como les gusta jugar a los guionistas en ocasiones. Está en otro mundo (llamémoslo así) y o lo quieres o lo odias. No creo necesario entrar en cuestiones de si es misógino o demás.

Dejando a parte este pequeño inciso, otro personaje que me encantó que volviera a aparecer, aunque solo en voz, fue… ¡Stephen Hawking! Punto negativo para los que pensaron en la respuesta fácil que era Wil Wheaton, que también salió en otro capítulo. Realmente me pregunto si Stephen (perdonadme, pero hay confianza y le llamo por el nombre de pila) será tan especialito como lo pintan en las series, ya que en los Simpson también juegan con que tiene un carácter egocéntrico y caprichoso. Pues bien, el genio se hace amigo de Sheldon en el famoso juego Apalabrados y, luego de dejarse ganar para que sean amigos de vuelta tras una victoria sheldoniana, recibe una llamada del famoso físico que podría resumir con un: ¡Zas! En toda la boca para Sheldon. Pobre, si es que al final lo de no ser uno mismo para hacer amigos siempre acaba pasando factura…

En cuanto a momentazos que nos ha dejado la serie hasta el momento, pasaré a describir los tres mejores a mi buen juicio (por orden de emisión):

misterio numero 43

1. El misterio del número 43 (que levante la mano quien ve un número sin explicación y no se acuerda de Lost): Sheldon desaparece misteriosamente veinte minutos diarios después de comer y ni su asistente Alex sabe dónde se mete. Los intrigados Raj y Howard deciden seguirlo hasta un misterioso trastero donde consiguen colarse gracias a las habilidades de Houdini de Howard y lo que descubren dentro es una gran pizarra con un solitario 43 pintado en ella. Tras romperse los cuernos inútilmente deciden poner una cámara oculta en el interior de la habitación para averiguar así el gran misterio. Pero el travieso Sheldon decide jugársela a los dos cotillas con la creencia de que había conseguido abrir un agujero de gusano hacia otro planeta habitado. La cara de estos dos ante el espectáculo… bárbara. Como casi todo en esta vida, la respuesta más fácil, es la lógica, y el número 43 simplemente es el récord personal de Sheldon dándole patadas a un pelotita sin que caiga en el suelo. Solo Sheldon es capaz de tanto misterio.

amy y sheldon

2. Amy enferma: Sheldon hace de enfermero para su novia y esta aprovecha la situación para dejarse meter mano, así, como quien no quiere la cosa, mientras la ducha o le pone Vicks VapoRub en el pecho. Tras las sospechas de Sheldon de que la enfermedad de Amy estaba alargándose demasiado, decide hacer unos cultivos descubriendo el engaño, y la pobre, pobre Amy, se lleva unos azotes en el culo sobre las rodillas de Sheldon para paliar la decepción de su novio. Y a Amy ese castigo le disgusta de un montón…

poses sexies tbbt

3. El robo del coche de Leonard: en mi opinión el mejor capítulo. No solo por las chicas discutiendo sobre cómics, ni por la voz de Sheldon guiando el viaje como voz personalizada del GPS sino, sobre todo, por el momento caracterización de Star Trek. Me morí de la risa con ellos posando así disfrazados. Aparte de estar logradísima la caracterización, el hecho de hacer poses hasta de “modelos” al ritmo del beat box de Raj mientras les roban el coche… Muy grande.

Ha habido otros buenos momentos, algunos ya descritos más arriba, pero aprovecharé que este post es grandísimo y un poco más no se va a notar, para mencionar también cuando Amy y Penny ganan a sus novios a todos los juegos que se les ocurren (ese momentazo de Amy y Penny besando a un inmovilizado Sheldon en el suelo), la conversación seria entre Penny y Sheldon sobre si algún día habrá “contacto físico” con Amy, los spoilers sobre Harry Potter o The Walking Dead que suelta Sheldon o el podcast de Sheldon sobre las banderas con invitada especial de Penny. Muy emotivo el capítulo sobre el padre de Howard con sus amigos demostrándole precisamente eso, que ante todo son amigos.

Y hasta aquí mi resumen de The Big Bang Theory hasta la fecha. Sois unos campeones por haber leído hasta el final. Se me cae la lagrimeja y todo…


Categorías: Opinión The Big Bang Theory Etiquetas: ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »