Temporada 2012-13: la batalla en la parrilla USA

Temporada 2012-13: la batalla en la parrilla USA

El jueves es el día fuerte. El viernes, el cementerio de elefantes. El sábado no hay series. El domingo reina el cable. Éstas y otras muchas son normas no escritas (bueno, ahora sí, ahora las acabo de escribir yo) de la programación seriéfila estadounidense. Normas que dicen que al viernes se va a morir, que los jueves se desenvainan las espadas más afiladas, que entre las ocho de la tarde y las once de la noche se libra una batalla en la que millones y millones de dólares están en juego. Una batalla por la audiencia en la que no solo importa la calidad de tu producto, sino también la de tus compañeros de viaje: no es lo mismo jugártela contra una modesta serie de estreno que contra algún mastodonte tipo Two and a Half Men (14 millones de espectadores de media en su novena temporada) o Dancing with the Stars. Una batalla que el año pasado ya analizamos al ritmo de esta hipnótica imagen del videojuego Monkey Island, y que hemos decidido repetir pese a su nula relación con el mundo de las series. De paso, aprovecharemos para presentaros nuestra cobertura en forma de reviews, para que sepáis que series fichan por el blog… y qué series se caen. Seis días, muchas franjas horarias y mucha tela que cortar. ¿Vamos?

Tras el pistoletazo de salida a nuestra particular temporada de series, con el estreno del 7×01 de Doctor Who el 1 de septiembre, los estrenos y retornos se van a ir sucediendo sin parar. Ya hemos abierto el tarro de las esencias de la quinta de Sons of Anarchy, con las largamente reclamadas reviews incluidas; también han regresado Dowton Abbey y Boardwalk Empire, y debutado Revolution y The Mob Doctor. Todas ellas han cogido sitio en la parrilla y ahora veremos cómo se configura cada día de la semana. Antes, para los que os perdisteis la lección el septiembre pasado, unas breves instrucciones. En los cuadros que insertamos a continuación, podréis leer en columnas las horas, y en filas las cadenas, separando networks (las grandes, las de siempre: ABC, CBS…) de cable (las otras: HBO, AMC…) Recordad que en el caso del cable solo ponemos las series que cubrimos, de ahí que algunos días no haya nada. Con letra gris aparece todo lo que no son series, como realities o programas informativos; quizá no nos interesen, pero dividen la audiencia que da gusto, y por lo tanto hay que tenerlos en cuenta a la hora de intentar prever cómo se comportarán los espectadores. En negrita y cursiva tenemos a las nuevas de la clase, mientras que las series con fondo azul son las nuestras, las que llevarán review en este blog. Ni qué decir tiene que la fecha que figura al lado de cada serie es la del estreno de su temporada en curso. Finalmente, con fondo gris hemos marcado las desconexiones locales. Y dicho esto, vamos al trapo

LUNES

Los lunes no registran demasiados cambios respecto al año pasado. ABC repite esquema: dos horas del eterno Dancing with the Stars y luego Castle, que se gana fondo azul en nuestro particular repertorio. La CBS mantiene su apuesta por la comedia, con cuatro raciones de sitcom, y corona la noche con Hawaii Five-0. Hay un cambio de fichas, ya que Two and a Half Men emigra a los jueves, dando pie a un ligero retoque horario para 2 Broke Girls, cuyo hueco ocupará la debutante Partners, a la que buscan dejar en herencia la audiencia de HIMYM. Tampoco cambia en exceso NBC, que mantiene la fórmula de reality + gran estreno; en este caso, The Voice + Revolution, su mayor apuesta en drama. FOX mantiene a Bones los lunes, justo antes de The Mob Doctor, dos series que ocupan los huecos de House y Terra Nova. Y en casa de The CW, los lunes seguirán siendo territorio de Gossip Girl. Un día de pocos estrenos, y además separados entre ellos. The Mob Doctor lo tendrá complicado frente a la doble competencia de realities y sitcoms, aunque el ser el único drama junto a Gossip Girl puede jugar en su favor. Revolution se las verá con dos series consolidadas, pero que no deberían ser excusa en caso de descalabro.

MARTES

Como en una suerte de déjà vu, ABC y NBC arrancan el martes de la misma manera que el lunes, con sus realities musicales. La cadena del abecedario optó el año pasado por programar dos comedias, una hora de Dancing with the Stars y luego un drama; ahora adelanta a los famosos bailongos y renueva las tres series en liza, una decisión creo que acertada porque tiene más sentido agrupar la ficción en un bloque de dos horas. Así, aterrizan en los martes Happy Endings, Don’t Trust the…, que iban los miércoles, y Private Practice, que probó martes y jueves. CBS sigue con el doblete NCIS, al que añade la novata Vegas en el lugar de la desterrada Unforgettable, que queda en la nevera hasta el verano próximo. NBC probará con un pequeño bloque de comedias de estreno, Go On y The New Normal, antes de Parenthood, mientras que FOX convierte los martes en su sitcom night. La jugada es desplazar a Glee a los jueves y dar la alternativa a dos nuevas, The Mindy Project y Ben and Kate, que estarán arropadas por dos compañeras consolidadas como New Girl y Raising Hope. A los martes de The CW llega Hart of Dixie desde los lunes y la novata Emily Owens, MD. Y ojito, porque los Sons of Anarchy han aparcado en nuestra puerta… Seis estrenos, frente a los tres del lunes, en una noche que puede dejar cadáveres en la cuneta pronto, porque la franja de las ocho a las diez registra mucha competencia. Cualquiera de las comedias de estreno puede sufrir.

MIÉRCOLES

La noche de comedias vive los lunes en CBS, los martes en FOX… y los miércoles en ABC. Tranquilos, para el jueves se habrá mudado a NBC. El caso es que el día tonto de la semana (porque el miércoles es un poco tonto, ¿no?) no registra demasiados cambios estructurales respecto al año pasado, aunque sí hay bastantes series nuevas. ABC mantiene a The Middle y Modern Family en sus franjas, y pasa Suburgatory a las nueve y media para poner en su lugar el estreno de The Neighbors. Tras el poker de sitcoms, Nashville, que desplaza a Revenge a los domingos para relevar a Desperate Housewives. CBS clava la programación de la pasada temporada, al igual que FOX. Por su parte, NBC renueva las dos comedias de primera hora: Up All Night se va a los jueves y Free Agents al limbo de las series. En su lugar, dos novatas como Animal Practice y Guys with Kids. El otro movimiento es adelantar Law & Order: SVU y colocar a las diez Chicago Fire, precisamente lo nuevo de Dick Wolf, el creador de la franquicia Law & Order. The CW, que había apostado el año pasado por una noche de realities, cambia de estrategia con la fórmula Arrow + Supernatural. La serie de Eric Kripke sale así del pozo de los viernes. En cable, American Horror Story competirá en la zona de las diez con su segunda temporada, precisamente en la franja más complicada, contra una CSI dando estopa desde su trono y el dúo de novedades Nashville-Chicago Fire.

JUEVES

El día grande es el jueves: más audiencia, más inversión publicitaria y, por tanto, mejores apuestas por parte de las cadenas. ABC repite fórmula y coloca un estreno a primera hora. El año pasado lo probó con Charlie’s Angels… y creo que todos podéis recordar el resultado. Este año ha decidido colocar a Last Resort, el piloto del que mejor se está hablando. Es una decisión valiente, porque la competencia en esa franja es feroz: doblete terrible de comedias en CBS, con The Big Bang Theory y Two and a Half Men; última temporada de 30 Rock en NBC, con su noche de comedia; y más The X Factor en FOX, con The Vampire Diaries en The CW. De ahí que apostar por Last Resort como opción para los jueves a las ocho sea un auténtico doble o nada… Acto seguido, turno para Grey’s Anatomy y Scandal, que mantienen día y ahora, esta última gracias a la fuga de Private Practice a los martes. CBS, como decíamos, juega sus mejores cartas de sitcom, seguidas de un doblete muy prometedor: Person of Interest, que tiene a la audiencia USA ganada, y Elementary, que apunta a buen complemento. Con esta jugada, The Mentalist huye a los domingos. NBC reordena sus cartas, adelantando el horario a Parks & Recreation y moviendo Community a los viernes. FOX ha visto que dos horas de The X Factor quizá es demasiado, y para la franja intermedia del prime time se ha traído a su niña bonita, Glee. Una decisión que convierte aún más a la noche de los jueves, entre las ocho y las diez, en un campo de minas. Ahí tendrá que ganarse el pan Beauty and the Beast, que tiene un mal espejo en que mirarse: The Secret Circle aguantó solo un round… Día, pues, de máximo interés para comprobar lo caro que sale el kilo de audiencia. CBS presenta una alineación de auténtico lujo, ABC es valiente al darle la alternativa a Last Resort en esa franja, NBC tendrá máxima libertad para ajustar sitcoms en caso de que las cifras no acompañen y FOX buscará desgastar a los rivales con el desplazamiento de Glee, mientras que The CW prácticamente condena a Beauty and the Beast

VIERNES

Todo lo que no es el jueves, lo es el viernes. El último día laborable de la semana invita al ocio, a salir de casa, o incluso a quedarse en ella pero no delante de la televisión. De ahí que haya poca apuesta seria, y menos en forma de serie. Solo ABC y CBS estrenan, la primera con la sitcom Malibu Country y la segunda con Made in Jersey. La cadena del ojo configura así una noche policial/legal con CSI: NY, la susodicha Made in Jersey y Blue Bloods. FOX mantiene a Fringe en el que será su canto de cisne, colocando previamente a Touch, mientras que NBC cubre el hueco de Chuck con dos sitcoms (Whitney y Community), y después sostiene a Grimm. Desde luego, Community no tendrá consigo a los mejores compañeros de viaje… Finalmente, The CW, que el año pasado formó en septiembre con Nikita y Supernatural, deja sola a la primera con cambio de horario, pasándola de ocho a nueve de la noche.

DOMINGO

El domingo es el día de la semana que menos cambia. ABC releva por obligaciones del guión a dos series (final de Desperate Housewives y cancelación de Pan Am), por lo que contará con la consolidada Once Upon a Time en la franja que ya ocupase en septiembre pasado, seguida de Revenge, su acertado culebrón que llega desde los miércoles, y la inquietante 666 Park Avenue, que intentará volar más alto que Pan Am. CBS mantiene a The Good Wife, y coloca después a The Mentalist en sustitución de la defenestrada CSI: Miami. En FOX, noche de comedia animada, y en The CW no hay programación normal. Para el cable, noche de lujo, con The Walking Dead, Boardwalk Empire, Dexter, Homeland y Dowton Abbey.


Categorías: Noticias Etiquetas: , , , , , , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »