Stargate Universe: Análisis primera temporada

Stargate Universe: Análisis primera temporada

Para los que no lo sepan, Stargate Universe (desde ahora SG-U) es un spin off de otras dos aclamadas series: Stargate Atlantis y SG-1. Ambas surgieron después del lanzamiento de la película, que curiosamente también se titulaba Stargate. El argumento base de todas las series es el mismo: una civilización, los Antiguos, decidieron poner portales por todo el universo para poder cruzar de unos a otros. Por lo que respecta a SG-U, trata de un grupo de personas que quedan atrapados en una de las naves de los Antiguos que fue enviada al espacio hace millones de años, y cómo intentan sobrevivir con la limitación de una nave que no conocen y que no pueden controlar.

¡Habemus nuevo colaborador! Se llama Daniel Bellido y se encargará de controlar semanalmente la nave de SG-U. Una calurosa ovación, por favor.

Quedaron atrapados, decía, en un ataque por parte de la Alianza a la base militar en la que se encontraban, intentando marcar el noveno chevron. La mitología decía que al marcar el noveno chevron se conocería gran parte de lo que contiene el universo, y esto se debe a que la nave había estado recogiendo datos durante su viaje. Uno de los puntos fuertes de SG-U es el trabajo de los personajes. Son la base principal de la serie. En esta primera temporada nos han contado por lo que han pasado y cómo han llegado hasta donde los encontramos.

El doctor Nicholas Rush (Robert Carlyle) es sin duda el mejor personaje de la serie. Un científico brillante que dedicó su vida a investigar sobre el noveno chevron desde la muerte de su esposa. Sin saber si es bueno o malo, te pasas gran parte de la temporada preguntándote por qué esos cambios de actitud, hasta su grandísimo e inigualable flashback en el capítulo titulado Huma.

Eli Wallace (David Blue), el chico friki y muy inteligente. Él solito ha resuelto el difícil problema matemático para marcar el noveno chevron. Por esta causa y los problemas de salud de su madre se ve obligado a trabajar para el gobierno.

El Coronel Everett Young (Louis Ferreira), es el jefe y líder del grupo en la nave. Pese a que en el primer capítulo parecía que no iba a tener trascendencia, se ha convertido en el némesis del doctor Rush, teniendo multitud de luchas el uno con el otro.

El Teniente Matthew Scott (Brian J. Smith), el aprendiz del jefe. El segundo al mando de la forzada expedición se convierte en un personaje principal, con la mala suerte de que casi todas las desgracias le pasan a él.

Chloe Armstrong (Elyse Levesque), una chica muy inteligente, hija del senador de California, que por desgracia ve como su padre muere en la nave para intentar salvar la vida de todos y en especial la suya. Se convierte en el foco de atención del teniente Scott y de Eli.

Aparte de estos personajes, hay que destacar a otros como la capitana Tamara Johansen “TJ” (Alaina Huffman), que es la enfermera que tendrá que hacer de médico en el viaje; el Sargento Ronald Greer (Jamil Walker Smith), un tipo duro y fiel al código militar, que se encontraba encerrado en el momento del ataque; el Coronel David Telford (Lou Diamond Phillips), no muy importante en los episodios iniciales, pero que cobra mucha fuerza al final.

¿Qué es lo que más y lo que menos me ha gustado de la primera temporada?

Lo bueno:

  • Bien trabajados los personajes desde el principio. Dándole mucha importancia a cómo evolucionan y descubriendo su pasado y presente durante los viajes con las piedras de comunicación
  • Gran trama de lucha interna por el poder entre los militares y el pueblo, lo que lleva a la mini-guerra
  • Buen uso de la mitología, algo que caracterizaba a sus predecesoras y que han querido mantener
  • Interesante modelaje de los planetas a los que viajan, con cambios muy bruscos en el hábitat y las dificultades que se encuentran en cada uno de ellos
  • La trama que se sigue en la Tierra está muy cuidada. En ella, intentan traerlos a casa con el problema de que es a cualquier precio y con la intención de abordar la nave

Lo malo:

  • Discontinuidad de las tramas de los capítulos. Hay veces que te quedas al final de un capítulo pensando qué va a pasar… y sin embargo al siguiente te encuentras que todo ha vuelto a la normalidad
  • El tema de la raza alienígena está tratado muy por encima. No entran en los motivos del ataque y sólo se establecen suposiciones
  • El coronel David Telford, un personaje que me parece superficial e inútil durante los primeros 18 capítulos de los 20 que tiene la temporada

En definitiva una primera temporada que, por separado, se puede considerar muy buena, pero que se sustenta en una trama principal algo floja hasta final de temporada. Eso sí, destaco ese final con la lucha contra la Alianza y cómo se destapa que el coronel Telford era un infiltrado para conseguir marcar el noveno chevron e intentar asaltar la nave. Aplaudo los últimos minutos de la temporada, con esa marcha militar y ese final en el que se apagan las luces, sin saber si la nave ayudará a nuestros amigos ni cómo saldrán de esta. Sin duda, una gran incógnita para el inicio de la segunda temporada, que arrancará con el capítulo Intervention (Part 3).


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »