Sorkin, háblanos de The Newsroom…

Hay animales televisivos que producen fascinación, y Aaron Sorkin es sin duda uno de ellos. Desde sus Algunos hombres buenos (¿Ordenó usted el código rojo?) hasta la vida y obra de Josiah Bartlet, pasando por la fugaz Studio 60 o la mediática The Social Network, prácticamente todos sus trabajos han recibido apoyo tanto de la crítica como del público. Es, sin duda, uno de los guionistas más reputados del momento. Su alianza con HBO para crear The Newsroom fue recibida con la alegría propia de una reunión de talentos, y muchos contamos las horas para ver ese piloto en el que conoceremos a Will McAvoy (Jeff ­Daniels) y su equipo. La serie se estrena el próximo domingo, así que mientras tanto nada mejor que una entrevista en la imprescindible Vulture para calentar motores. Sorkin, háblanos de The Newsroom…

La entrevista original, en inglés, es deliciosamente extensa; aquí os ofrecemos un extracto de lo que modestamente consideramos más interesante…

  • Si Josiah Bartlet en The West Wing era el Demócrata que los Demócratas querían, creo que Will será el Republicano de que los Demócratas querrían…
  • Cuando supe que iba a hacer The Newsroom dejé de ver dramas en televisión. Soy demasiado influenciable…
  • Al empezar con una serie siempre me siento como un niño que se acaba de mudar, y que empieza en su nueva escuela. Me da la sensación de que llego el primer día a clase con un cartel que pone Soy el chico nuevo y no sé lo que estoy haciendo.
  • Las noticias que tratamos son reales, han sucedido. Si quieres que la serie parezca realista tienes que enseñar fragmentos de una emisión, reuniones, etc, por lo que era necesario situar la serie en un pasado reciente, para trabajar sobre material real. Eso provoca situaciones curiosas, como por ejemplo que el espectador sepa más cosas de las que saben los personajes. También me da la oportunidad de tener a personajes más inteligentes que nosotros, lo cual siempre es agradable. Lo que quiero dejar claro es que ningún personaje de la serie está basado, ni remotamente, en nadie de la vida real. ¿De acuerdo? Nadie. Jeff Daniels no es Keith Olbermann. Will [protagonista de The Newsroom] no se parece a Keith Olbermann [Sorkin lo aclara porque uno de los programas a los que asistió para tomar ideas fue Countdown with Keith Olbermann, de la MSNBC]
  • Sinceramente, soy solo un narrador de historias. Soy tan feliz con esta nueva serie como con Sports Night o The Social Network, o cualquier otra cosa. No tengo una agenda política, no trato de cambiar tu opinión o enseñarte nada. No soy capaz de enseñarte nada
  • Hay algo de la televisión en directo que me parece muy emocionante y romántico. Con The Newsroom, más que cerrar una trilogía [sobre televisión, junto a Sports Night y Studio 60] yo hablaría de cuarteto, añadiendo The West Wing. Will lo llamaría “misión de civilizar”
  • La serie en realidad va sobre Don Quijote, hablan de él en cada capítulo. La idea es que los personajes apuestan por una causa noble, pero fútil. Han decidido hacerlo por honor, y lo van a hacer
  • Me encantan las series de televisión por muchas razones, y el único inconveniente que tienen es el siguiente: si estoy escribiendo una película o una obra de teatro y me atasco, llamo al estudio o al productor y les digo que tengo un problema, y que la cosa se retrasa un par de meses; con una serie de televisión no puedes hacer eso, tienes que seguir escribiendo aun cuando no lo estás haciendo bien. Yo escribí 88 episodios de The West Wing. Uno de ellos es el 88º mejor, y no soy lo suficientemente bueno como para que mi 88º mejor sea muy bueno
  • Cuando anuncié que dejaba The West Wing, justo una hora después de lanzar la nota de prensa, me llamó Larry David. Él había salido prematuramente de Seinfeld. Me dijo: “Ya nunca podrás mirar The West Wing. O bien van a hacer una serie genial sin ti, lo cual te hará sentir mal, o bien van a hacer algo lamentable, lo cual también te hará sentir mal. En cualquier caso, te sentirás mal”. Le agradecí el consejo, y cuando me llegó la copia del 5×01 lo puse… y lo quité al cabo de un minuto. No porque fuera genial o terrible, sino porque sentía que alguien se estaba besando con mi novia. No he visto nada más allá de esos 60 segundos, nada de las temporadas 5, 6 y 7
  • En el cable no hay cortes comerciales, por lo que no necesitas crear una especie de clímax falso cada ocho minutos. Tienes menos episodios por temporada, por lo que eres capaz de hacer un mejor trabajo en cada episodio. Y hay otra ventaja de que nadie habla: los créditos finales. ¿Por qué los créditos finales son un gran problema? Porque, sea lo que sea lo que escribas, el último momento está destinado a resonar. En los canales de cable cuentas con ese tiempo para poder resonar, mientras que en las network no. En las network, la última frase del capítulo puede ser la señora Landingham está muerta, y al segundo estar viendo un anuncio de Nokia


Categorías: Noticias The Newsroom Etiquetas: , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »