Review Black Sails: XXXVI

1

AVISO SPOILERS: Este artículo contiene spoilers de tamaño superlativo. Por tanto si aún no has visto el XXXVI (4×08) te recomiendo que sigas el consejo de Gandalf el Gris y huyas de la insensatez.

Es gratificante echar la vista atrás y darse cuenta de que en estas ocho semanas hemos navegado con viento a favor, sin interrupciones ni sobresaltos en nuestra ruta hacia el adiós de los piratas, y el mérito es inmenso, porque no hay que olvidar que ni es fácil, ni está al alcance de todos, más aún en estos días en los que muchos de nosotros, abducidos por esas rojas y demoníacas letras que rezan Netflix, consumimos una serie tras otra como si se tratara de una bolsa de caramelos. Así es esta maldita televisión del futuro, produciendo y ofreciendo series a tutiplén que desgraciadamente no siempre cumplen con las expectativas. Por tanto, seguiré negándome a oir palabras como aburrimiento o decepción en la misma frase que Black Sails, porque a día de hoy, la serie roza la excelencia y ya no tiene nada que demostrar a aquellos que un día no creyeron en ella.

Sigue leyendo…