Review Black Sails: XXXII


AVISO SPOILERS: En este artículo se habla libremente de la serie. Por tanto si aún no has visto el XXXII (4×04) mejor no seguir leyendo, y si lo haces, que sea bajo tu responsabilidad.

Todavía no hay sitio para los episodios de transición, queridos grumetes. O al menos eso es lo que se desprende de este XXXII. No lo hubo la semana anterior, ni lo ha habido esta semana. Porque tal y como pudimos ver en el genial XXXI, al que por cierto, ya se le conoce en algunos corrillos seriéfilos por el acrónimo de “Red Hodor”, el conflicto pirata avanza de forma ágil pero a la vez pausada, enquistado en los dos escenarios, en tierra firme y en alta mar, con víctimas importantes en ambos bandos y unas altísima dosis de tensión, emoción e incertidumbre que no hacen más que acrecentar nuestro interés y mutilar nuestras pobres uñas a base de dentelladas.
Sigue leyendo…