Review HIMYM: Who Wants to Be a Godparent?

Me siento a escribir esta review de How I met your mother como quien se sienta en el diván de su psicólogo de cabecera, suponiendo que los psicólogos mantengan el estereotipo del diván y que exista el concepto de cabecera aplicado a ellos. Me tumbo y me psicoanalizo pensando en qué hemos fallado, si ha sido ella o he sido yo, como si se tratase de una canción de Pimpinela. Y todo esto porque los capítulos como Who Wants to Be a Godparent? me colocan ante un dilema existencial: ¿es suficiente con cumplir la cuota mínima de risas, o debe HIMYM dar ese plus que ha sido su seña de identidad durante años? Y hay más: ¿por qué HIMYM es la serie que más juicios de valor recibe? ¿No deberíamos contentarnos con las risas y ya está? ¿Por qué encendemos antorchas y pedimos madres, guiños y episodios perfectos cada semana?

Sigue leyendo…