Review The Big Bang Theory: The Itchy Brain Simulation

SheldonJersey

La venganza, tema espinoso donde los haya. Supongo que muchos hemos crecido en el seno de la educación cristiana donde nos hemos hartado de escuchar lo de “poner la otra mejilla” y cosas de esas. Y claro, llegó un momento en el que no nos quedaban más mejillas que poner (teniendo dos y siendo la vida tan maja a veces es fácil cubrir el cupo), que las dos que teníamos ya estaban rojo granate y decidimos, que ya de poner mejillas, que las pongan otros. Un experto en venganzas planificadas y sin prisas, de esas que se saborean a base de bien, fue el Conde de Montecristo: ni más ni menos que diez añitos que se dedicó a trazarla el menda. No sé si Sheldon se inspiraría en el celebre personaje o si tuvo un buen día en cuanto inspiración maquiavélica se refiere, pero el caso es que él, también, supo cobrarse su venganza.

Sigue leyendo…