Review This is Us: Still There

this-is-us

Un videoclub. Los más jóvenes del lugar ni lo conoceréis. Un videoclub era como una biblioteca de películas. Te hacías socio, te daban tu carnet y alquilabas películas, generalmente para el fin de semana. Había lista de espera para ver los estrenos. Y había penalización si no devolvías la peli a tiempo o rebobinada. ¿Rebobinada? ¿Qué es eso? El vídeo donde metías la peli tenía botones: uno de ellos el play, otro el rec (para grabar), otro el FFWD para adelantar la peli (por ejemplo si no querías ver los trailer de las novedades) y otro el REWIND. Las estanterías estaban llenas de películas y se dividían por secciones: aventuras, románticas, acción, bélicas, infantil, X, … Siempre ibas con intención de alquilar algo que leías recomendaban las revistas de cine, o los periódicos en papel, o los pocos programas de cine de la TV. Y acababas alquilando un BlockBuster, es decir, peli de palomitas. Ir al videoclub era toda una ceremonia: ¿estará la peli que quiero? ¿Qué alquilaré este finde?

Sigue leyendo…