El 3×1: Alphas, Ron Moore y TNT

breves-3x1 1) Se apagaron los poderes de los Alphas. Syfy ha decidido que la serie de gente con habilidades sobrenaturales no merece tener una tercera temporada. Y si sólo tenemos en cuenta la audiencia, no podemos decir que nos sorprenda: Alphas debutó con una cifra prometedora, 2.52 millones de espectadores, pero para el final de la primera temporada ya había perdido más de la mitad (1.16) de pasajeros. La segunda arrancó algo mejor (1.75), pero se cerró con una cifra idéntica a la del año anterior. No sirvió para nada el cambio de showrunner entre temporadas, ya que los números no hicieron más que caer. Lástima que ninguno de los Alphas tuviera el poder de manipular los resultados de Nielsen…

2) De una que serie sale por la ventana a otra que podría entrar por la puerta (grande) de Syfy. Ron Moore, el señor que le entregó al ser humano la versión moderna y digna de Battlestar Galactica, está a punto de cerrar un acuerdo con la cadena para la emisión de Helix, que sigue a un equipo de científicos a los que se les encarga la misión de proteger el mundo de la destrucción. Tendrán que analizar la posible propagación de una epidemia que ha surgido en unas investigaciones en el Ártico y que podría ser letal si llega a un lugar más poblado. Helix estuvo a punto de estrenarse el año pasado, está escrita por Cameron Porsandeh y tiene como productores ejecutivos, aparte del propio Porsandeh, a Lynda Obst y al mencionado Ronald D. Moore. Si está Moore, estaremos nosotros…

3) Las series procedimentales han dejado atrás su época de mayor esplendor. Incluso los dramas policiales, al amparo de The Killing, empiezan a dejar atrás los casos semanales para centrarse en casos de temporada. Bajo esa premisa ha dado luz verde TNT al piloto Murder in the First, un drama policial creado por uno de los pioneros en este género, Steven Bochco, que en 1981 empezó a matar gente en Hill Street Blues y que no dejó su extraña adicción hasta 2005, cuando concluyó otra de sus series estrella: NYPD Blue. Situada en la ciudad de San Francisco, Murder in the First sólo investigará un caso en su primera temporada, igual que han hecho Sarah Linden y Stephen Holder en la resucitada The Killing. Por cierto, si hay alguien que se lo está preguntando: no, la serie no tiene ninguna relación con la maravillosa película homónima protagonizada por Kevin Bacon en 1995, en la que interpretaba al atormentado “criminal” Henri Young. ¿No la habéis visto? Hacedlo. Ya. Ya mismo.