Skins se hace mayor

Cook en Skins

El paso de la adolescencia a la vida adulta es el tema que, con su macarrería de siempre, quieren contarnos en la séptima (y última, y breve, y seguro que nostálgica) temporada de Skins, la maravilla juvenil que nos abandonó hace ya un año. Llegará a E4 el mes que viene y seguro que a ninguno se nos va a pasar de largo. La expectación es máxima. Kaya Scodelario, Jack O’Connell y Hannah Murray (quien, a día de hoy, está intentando sobrevivir a Game of Thrones) son las tres caras elegidas para retomar unos de los personajes más emblemáticos de la serie, Effy, Cook y Cassie respectivamente (también volverán, pero más en segundo plano, Naomi y Emily). Esta semana se ha presentado un primer tráiler de esos que nos gustan: poéticos y estilizados al máximo. Y lo que nos muestra es genial: “el tiempo les cambia a todos,” dice la lúgubre voz de la locutora de E4, que es la tía de siempre, y con ese tonito nos asegura que, incluso a los más incorregibles, la vida les dejará KO. Avanzamos alguno de los temas: drogas, affairs y grandes negocios. Estos pequeños flashes, junto con los que se nos muestran en la promo, nos pueden adelantar las nuevas vivencias de estos clásicos de las primeras temporadas y, sin lugar a dudas, en Todoseries hablaremos de ellos cuando llegue el momento. ¡Dentro tráiler! Sigue leyendo…

Skins terminará en 2013

Buena imagen para evocar nuestro más profundo desespero, todo nostálgicos que estamos hoy. A nadie se le ha escapado ya la noticia del fin de Skins, que con esta sexta temporada cierra las puertas del Roundview College. La tercera generación será la última, han comunicado desde Channel 4 los propios creadores, algo que –no obstante– no significa que Skins termine con el capítulo 10 (un Everyone para toda la familia), finale que se emite el 27 de marzo. El mundo se ha de recomponer, y Jamie Brittain y padre tenían una deuda que saldar: la verdadera despedida de la serie tendrá lugar el año que viene, 2013, con la reencarnación/resurrección de ese infame proyecto de película. Sigue leyendo…

Review Skins: Nick

La primera entrega de Nick terminaba con una especie de pacto de sangre entre él y el peludo de su hermano. Se levantaban ante su padre Full Monty y quemaban todo ápice de parental control. Todos esos cartelitos de Media Markt nos importan un carajo y que le den a él, pensaban. Y el capítulo de Skins de esta semana es, o algo así, una muestra de ello, un reflejo extremo de a qué llega el amor fraternal. Mientras todos odian a Matty, el pequeño Levan tiene que actuar como el hermano que es, con el riesgo de arruinarse hasta las trancas y destrozarse en medio de la transacción (The Doctor es el típico mafiosete con el que haría muchas migas Sid: yo querría verlo, a que sí). Nick se arriesga, también, a perder a sus propios amigos ayudando al, y entre comillas, asesino de Grace. Ese asqueroso que ha decepcionado a todos y nos ha hecho más daño del que podríamos llegar a sentir. El conflicto de hermanos, unas criaturas que tan bien saben dar la vara, es una temática que siempre entra bien porque es eterna. Por eso y por más cosas, este episodio es un puntazo perpetuo. Bien dirigido, bien escrito y bonito de ver y un subidón en el camino. Muy interesante. Así que comentémoslo con la alegría en el cuerpo.

Sigue leyendo…

Review Skins: Mini

Me imagino a Jamie Brittain y a los otros guionistas de Skins (Mini lo escribe la tal Jess Brittain, y apuesto a que con ese apellido tan nacionalista hay algún enchufe legítimo) sentados en un couch, bebiendo cerveza de abadía y pensando vagamente qué van a hacer con sus personajes este año. Piensan en la muerte, en las decepciones que da la vida y en Marruecos. Eso es en agosto pasado, o julio o junio, cuando se pusieron manos a la obra con la sexta temporada, última de esta generación y, sostengo muy seguro, también del Skins que más nos gusta. Con este capítulo, que para nada es uno malo (está bien, y punto), uno se atreve a llamar vagos a esa tropa. Vagos. Eso le duele a todo el mundo, al menos fuera de España. Pienso que no hay mucha inspiración por aquí. El esfuerzo no se ve por ningún lado y el cielo está apagado. Llamémoslo: decadencia creativa. Aburrimiento o cansancio. La inercia se lo come todo con patatas y pimientos, porque la historia de Franky era un cliché tan grande como Física o Química y lo que hemos visto esta semana sorprende. El mérito no es propio. Casi. Sorprende porque, maldita sea, no les creíamos capaces de venirnos con el baby boom. Sigue leyendo…

Review Skins: Franky

Franky no es Effy, pero hoy casi lo ha sido cuando se le ha ido la pinza al completo. El cuarto capítulo de esta temporada ha sido malo, en mi opinión: bodríatico y chungo. Aburrido. Porque, visto lo visto, su capítulo solamente podía deparar una cosa y se ha confirmado: asquerosa deformación profesional. El mundo de Skins malea a la gente y lo de esta semana ha sido un mal ejemplo; podemos entender a la señorita Fitzgerald, pero soportar una hora de cosas burdas y algo que no cuaja (algo a lo que le canta mucho el aliento) duele. Sobre todo, porque es de Franky a quien estamos viendo. En caliente, es el peor capítulo de la temporada y es el peor ejemplo de esta generación. Sigue leyendo…

Review Skins: Rich

La verosimilitud está un poco muerta, piensa uno viendo el segundo episodio para Rich, pero da igual. Luego llega el final, el mosqueo y el derrumbe, porque todo aquello que teorizaste en un primer momento (¿es real?) y luego desechaste en la escena de la habitación te da un mordisco y te come con patatas. Es un juego, una semana más, y santa la leche: Rich, de esta sexta temporada, es un capitulazo y un tortazo a partes iguales, un subidón, un recordatorio de lo grande que es Skins y de la poca piedad que hay si aún nos mantenemos fieles a su filosofía de vida. Sinceridad en la escalera y mal cuerpo después de los créditos. No les creímos capaces este año y lo han vuelto a hacer: nos la han metido enterita. Sigue leyendo…

¡Accidentes, lágrimas, sangre! ¡Skins vuelve!

Skins, que durante todo el año está de tapada, gestándose, haciéndose grande, dejando que las hormonas resplandezcan en la que debe ser la sala de guionistas más carente de escrúpulos del mundo, regresa cuando nadie está mirando y, por ello, la sorpresa es descomunal. Nuestra predisposición, grandísima. La otra noche se filtró en la Red un primer avance de la sexta temporada, ésa que nos reúne con Franky, Rich y toda esa gente, además de darnos a conocer a nuevas caras como la del desconocido Sam Jackson, nuevo protagonista masculino. Jóvenes, irresponsables y vomitando vida. Son así, qué se les va a hacer. De los nuevos diez capítulos, porque serán diez, y no los ocho de antes (gracias), sabemos que nos llegarán el 23 de enero con un capítulo para Everyone. No sabemos, sin embargo, si lo que os paso a continuación es tan sólo un avance del nuevo año –que se destinó a una conferencia con Bryan Elsley y Jamie Brittain– o si es el tráiler oficial que se suele desembolsar la cadena E4 a principios de enero, como aquellos que metían canciones genialísimas de TV on the Radio o Arcade Fire. De todas formas, nos da igual. Un montón. La series 6 de Skins está aquí al lado y vamos a verla. Sigue leyendo…