Review Hannibal: Secondo

hanni
La espiral como símbolo atemporal y universal, el caracol recuerda el concepto maya de que el tiempo es cíclico y no lineal. Como Tótem enseña la perseverancia, la determinación, la paciencia. Sabe usar la lentitud para su beneficio. Se refugia en sí mismo para evitar secarse cuando hace demasiado calor. El caracol es precavido, está alerta y no se fía del todo; además se esconde cuando hay peligro. Will Graham debería aprender de los moluscos y no dejarse cegar por las luciérnagas. Aunque quizá ya sea tarde para eso. Quizá su transformación ya sea completa, quizá ya sea la polilla que orbita esclava del portador de luz. ¿Se quemará?

Sigue leyendo…