Review Breaking Bad: Say My Name

breaking-bad-5x07

Me equivoqué. Me equivoqué cuando dije que la transformación de Walter White en Heisenberg se había completado al recoger el sombrero del coche. Un loco no se convierte en genio, o viceversa, hasta que los demás se lo dicen. Walter ha conducido hasta el desierto del fin del mundo, allí donde se llevan a cabo todos los trapicheos de espaldas a la policía, para escuchar su nombre. Y lo conocían. No lo habían visto jamás, pero lo conocían. Ha lanzado su currículum al suelo, en forma de pequeños cristales azules, y todos sabían quién era ese señor de gafas y sombrero. Y no, no es Walter White. A ese torpe profesor de química, marido cornudo y padre aburrido se lo llevó el cáncer. Es Heisenberg. Nunca olvides su nombre, porque su orgullo no te lo perdonará. You’re Goddamn Right!

Sigue leyendo…

Breaking Bad bate récords en su quinta temporada

bbad Nuestra Justa de Series ha desempolvado un antiguo debate sobre la correlación entre audiencia y calidad. ¿Más calidad es menos audiencia y más audiencia es menos calidad? ¿Hasta qué punto la baja audiencia de una serie y su “desprecio” por parte de las masas significa un punto positivo o negativo para la crítica? Al fin y al cabo, los expertos gustan de recomendar series que no ve casi nadie, series de culto. Y uno inevitablemente piensa en el resto de productos que consume, que deben estar en el saco de las series de inculto. En fin, no dudo que el debate se volverá a repetir a lo largo de la Justa, así que vamos a lo que vamos: Breaking Bad está que se sale. Notición, ¿verdad? Lo sé, pero es que no hablo de la calidad de la quinta temporada, excepcional de principio a fin. Hablo de audiencias. Say My Name (5×07) puede presumir, al menos hasta el próximo domingo, de ser el episodio más visto de la historia de la serie, con casi tres millones de espectadores (2,98), superando en cincuenta mil las cifras de Live Free or Die, el capítulo con el que empezamos esta aventura en el mes de julio. No es algo puntual: de media, la quinta ya acumula unos 700 mil televidentes más por episodio que la temporada anterior, que ya había sido la más seguida. De hecho, Breaking Bad ha sido la opción favorita del público americano (entre las cadenas de cable) de los domingos por la noche, superando a Longmire (A&E), Weeds y Episodes (Showtime) o The Newsroom (HBO), entre otras. Todos los capítulos han estado por encima de los dos millones de espectadores, cuando el año pasado apenas llegamos una vez (Box Cutter). O sea, no ha parado de crecer. Ni la audiencia… ni la calidad. Y apuesto a que el domingo que viene todavía irá mejor: no hay capítulo de The Newsroom ni de Episodes, no hay capítulo nuevo de Army Wives y, lo más importante, Breaking Bad llega a su último episodio de la temporada. ¿No hay relación entre calidad y audiencia? Mientras unos discuten, los demás vamos a vernos la nueva promo del 5×08, Gliding Over All, que os dejo después del salto. Jump!

Sigue leyendo…

Breaking Bad: ¡Promo y sneak peek del 5×07!