Review Weeds: Fingers Only Meat Banquet

Las reviews van casi como la narración de la propia serie. A contrarreloj, con sobresaltos y elipsis repentinas. Podría quedar de guay y decir que se trata de un ejercicio metalingüístico-referencial, pero no lo haré. Simplemente, para resolver esa “elipsis” de dos capítulos en el historial de esta web, procedamos a un breve y conciso previously on Weeds. Nancy contrata a un abogado muy particular para hacerse cargo del tema de la custodia, a la par que el negocio de toda la vida se le va al traste por un hilarante efecto mariposa desde Afganistán. Shane se matricula en la Universidad y empieza a recibir el dinero del crédito universitario. Silas reorienta su carrera de modelo hacia una salida y fuente de clientela para el negocio familiar. Quien sí parece aprovecharse de esa efímera carrera de modelaje es su tío Andy, tirándose a la artista que había contratado a su sobrino, aunque acaba metido en un extraño juego sexual de una pareja con amplia diferencia de edad. Y el bueno de Doug está en su salsa en su nuevo empleo de contable para una importante corporación (en el que entró por enchufe, como no podría ser de otra manera), tanto que se permite el lujo de contratar a Nancy como secretaria/ayudante/infiltrada. Resuelta entonces la laguna, vamos con la review.

Sigue leyendo…

Review Weeds: From Trauma Cometh Something

Corren tiempos difíciles. Crisis, miseria, desempleo cíclico y creciente, corrupción al cubo, inoperancia (o complicidad) de los gobiernos hacia los grandes gigantes corporativos… a más de uno se le pasará por la cabeza tomar la senda que en su día emprendieron nuestra querida Nancy Botwin, o también el no menos admirado Walter White, como medida desesperada para salir de arenas movedizas como las actuales. Una camino duro, sin retorno, a toda pastilla, y que, como llevamos viendo, sólo tiende hacia la perdición, y sobre todo, requiere mucha valentía y sacrificio, en el sentido más letal del término. Menos mal que la ficción sirve, entre otras cosas, para curarnos de esos deseos no realizados, o bien, para hacerle frente, de alguna manera, a unos problemas a los que jamás plantaríamos cara en la vida real. La season premiere nos supo a poco, sobre todo porque nos dejó con ganas de más y había mucho que contar. Muchos hilos pendientes que en este segundo capítulo toman un cauce inesperado, como tantas veces ocurre con esta veterana serie, recuperando de algún modo el espíritu particularmente cómico de sus orígenes, mientras que sigue cimentando una temporada que cada vez pinta menos definitiva. Dentro review.

Sigue leyendo…

Review Weeds: Bags

Últimamente, parece que se han convertido en una tendencia de las series del cable esas largas elipsis entre temporadas, coincidiendo a veces con la diferencia de tiempo de emisión entre ambas. Esta misma semana True Blood arrancaba su cuarta hornada con un salto de un año , y los (maltratados) seguidores de Mad Men tendrán aún fresco el avance de un año con el que se encontraron al principio de su última temporada hasta la fecha. Pero aquí el tijeretazo ha sido insólito, nada menos que tres (supongamos que largos) años, así de golpe, tras aquella imagen congelada de Nancy Botwin, a lo “America’s most wanted”, que cerró la pasada temporada. Continuamos tras el salto (nunca mejor dicho). Sigue leyendo…

Review Weeds: A shoe for a shoe

La caravana de los Botwin se nos había quedado muy atrás desde hace algunos capítulos. Ahora intentaremos pisar el acelerador para llegar a tiempo a esa esperado final de temporada el próximo lunes. Al mismo tiempo, una oportunidad para los rezagados de ponerse al día. Por supuesto, está disponible el libro de reclamaciones, así como también se podrá solicitar de manera extraordinaria apedrear a un servidor por el largo desvío; eso sí, de uno en uno. Antes de dar paso a la reseña, se pide que se comente cada una de estas entregas atrasadas como si no se hubiesen visto los episodios sucesivos, es decir, no espoilear en los comentarios por respeto a la gente que aún no está actualizada. Vamos allá.

Sigue leyendo…

Review Weeds: Boomerang

Justo cuando acabamos de saber que Showtime confirma la renovación de esta serie y de la debutante The Big C para la próxima temporada, va y nos cae este episodio para cuya descripción bastan cinco sílabas con la misma métrica: CA-PI-TU-LA-ZO. Para saltar de alegría como un bellaco. El boomerang del karma, el deus ex machina a lo bestia, la teoría del caos, una maliciosa voluntad divina… todos intentos siempre parciales de explicar el rocambolesco, aleatorio e impredecible efecto de la coincidencia. Y cuándo esto se junta con el humor negro tan propio de Weeds, el resultado es un tercer acto espectacular y frenético, el “que más puede pasar”, que nos deja en un estado de tensión ideal para las entregas venideras.

Sigue leyendo…

Review Weeds: Bliss

La
caravana de los Newman se ha asentado por fin, al menos
provisionalmente. De California pasamos a Tijuana y ahora a Seattle.
Allí, los personajes parecen haber encontrado cada uno su
sitio
, su propia comodidad. Así de rápido. Y por
supuesto, como no podría ser de otra manera, Nancy ya se ha
montado su propia red de distribución de la mercancía.
Todavía muy precaria, y no todo lo lucrativa que podría
ser, pero funciona, que es lo importante. Qué pronto le ha
llegado la dicha a los Botwin en su nueva vida.

Sigue leyendo…

Review Weeds: A Yippity Sippity

Los Newman por fin realizan una necesitada parada en su viaje. Seguimos en la Costa Oeste, pero mucho más al norte: Seattle es el lugar elegido con miras a relajarse y pasar allí una temporada. Con urgencias financieras inminentes, no les queda otra que empezar a lo factotum para poder seguir adelante de una manera honrada, tal y como deseaba Nancy. Su rápida inserción laboral no podía surgir de una manera más rocambolesca. Se trata de un lujoso hotel cuya gran parte de empleados se encuentran haciendo huelga. El gerente (Patrick Fischler, cuya cara os sonará de Mulholland Drive, Mad Men y Lost) es un individuo rematadamente borde, y nuestros protagonistas se toparán con las situaciones más esperpénticas y frustrantes. Desde un Andy al que su jefe (sí, Peter Stormare, Abruzzi de Prison Break) no deja demostrar sus habilidades culinarias, hasta un Silas cuyo primer cliente, un hombre sesentón, le deja jugosas propinas a cambio de que le lea sus libros en ropa interior, pasando por una Nancy que se encuentra a un viejo verde grosero y deslenguado esposado a una cama rociada con la orina de una prostituta.

Sigue leyendo…

Review Weeds: Yelling and Swamping

Me temo que tendremos que decir adiós a los Botwin. Tranquilos, no han cancelado la serie. Simplemente es que a partir de ahora tendremos que referirnos a ellos como los Newman. Como serie familiar que en el fondo es, el apellido del clan de turno es su necesario elemento definitorio. Todavía vagan sin rumbo fijo: hacia el sur descartado (no sería muy elegante pasar ahora por la frontera mexicana), hacia el norte también (el FBI estará tras ellos, controlando las fronteras). Como única salida posible, deciden hacer borrón y cuenta nueva integral, creándose unas nuevas identidades. Este cambio radical queda resumido en ese ritual de mercadillo, esa celebración de la muerte y el nacimiento, con Andy de maestro de ceremonias. Queman en un bidón todo lo que les aferre a sus vidas pasadas, lo destruyen todo: viejos carnets, teléfonos móviles, tarjetas de crédito, cheques regalo… sólo se quedan con el efectivo.

Sigue leyendo…

Escrito por Julio C. Piñeiro el 13/09/2010 | 1 comentario

Review Weeds: Thwack

Weeds 6x01: Thwack

¿Echabais ya de menos las situaciones rematadamente pintorescas, el humor más negro y sarcástico y la ilustración más sui generis del mundo del narcotráfico jamás vista? Sí, demos la bienvenida al sexto volumen de aventuras de la tribu de los Botwin. En vez de preguntarnos si será su última temporada o no, si la marihuana va a seguir creciendo fresca por más tiempo, dediquémonos a disfrutar de las alocadas situaciones que nos ofrece, siempre cargadas con la correcta dosis de ironía, sarcasmo, acidez, reflexión y crítica al entramado social (y político) contemporáneo. Vuelve en estado puro

Doble D says: ¡Weeds en Todoseries! ¿Nos estaremos volviendo locos?

Sigue leyendo…