Review HIMYM: The Broken Code

The Broken Code

Con mucho retraso (espero no vuelva a suceder) hablamos de “The Broken Code”. Después de un episodio bastante flojo pero con un final interesante se esperaba un episodio para enmarcar. Sin embargo, ni lo prometido de la trama entre Ted y Barney ha sido para recordar, ni Robin y Lily han dado el juego que podría haber sido con la aparición de la madre.

Sigue leyendo…

Review HIMYM: “Last Time in New York”

HIMYM3-1

2 pm del viernes, 52 horas para la boda. ¿Soy la única que piensa que esto comienza a alargarse? “Last Time in New York” ha sido un episodio para rellenar. La única trama que ha dado de si ha sido la pareja Ted y Lily, de nuevo como en los primeros episodios. Sigue leyendo…

Review HIMYM: The Locket + Coming back

How I Met Your Mother

Del “Kids, I’m gonna tell you an incredible story, the story of How I met your mother” al “Hi, one ticket to Farhampton, please” han pasado ocho años. Esta noche comienza el desenlace. Viernes pre-celebración, 10 de la mañana, 56 horas antes de la boda. Doble capítulo, comenzando con “The Locket” donde tenemos a Marshall con Marvin de viaje a Minnesota, Lily y Ted de aventura en coche hasta Farhampton y Robin y Barney en una limusina. Y por supuesto, a la chica del paraguas amarillo en un tren. En el segundo, “Coming back”, vuelve James Stinson para no marcharse. Yo ya tengo mi ticket para Farhampton. Empezamos.

Sigue leyendo…

Review HIMYM: Something New

Review HIMYM: Something New

Después de muchos meses y 23 capítulos imaginando una season finale ambientada en la boda de Robin y Barney, ha llegado el 24º para rompernos los esquemas. Al menos a mí. La despedida de la octava temporada de How I met no ha tenido boda: nos hemos quedado a las puertas de ver el enlace entre la canadiense y su rubio novio. El motivo es que ha sido una finale de atar cabos sueltos, de cerrar cosas abiertas porque es momento de dar cabida a las nuevas: Something New. En el caso de la novia, de cerrar el affaire Ted definitivamente porque lo nuevo es Barney, y durante el episodio los guionistas han trabajado esa química entre ellos que echábamos en falta en la anterior review; en el caso de Marshall y Lily, ataron Nueva York en el 8×23 pero ahora deberán lidiar con la novedad laboral de Marshall, un gran cabo suelto; casi tan grande como el de Ted, que adora las pistolas y los puros, se maneja en el sistema métrico decimal, tiene una tía lesbiana y, durante una etapa de su vida, respondía al nombre de Robin Sparkles. Ted lleva ocho años dando vueltas y se encuentra en el mismo punto de partida, así que considera que es momento de cambiar de tablero. Los rascacielos de Nueva York por los de Chicago. Y así están las cosas, con los cinco mirando a cámara… Barney feliz ante su posiblemente nunca planeada boda, Robin satisfecha de estar mucho más segura de su decisión que la semana pasada, Lily acariciando la idea de una vida italiana, Marshall ahogado por su debate interno y Ted sabedor de que le espera un fin de semana muy complicado. Así están los cinco justo antes de dejar de ser cinco y pasar a ser seis. “Hi. One ticket to Farhampton, please“, dice The Girl with the Yellow Umbrella, y el mundo descubre a Cristin Milioti. Y el mundo lapida al community manager de CBS, y el mundo discute si es guapa o no, y el mundo, al menos el seriéfilo, sabe que ha presenciado uno de esos hitos de la pequeña pantalla, como cuando descubrimos al asesino de Laura Palmer o cuando Jack, barba mediante, no estaba en el pasado sino en el futuro. El mundo no lo sé, pero yo me alegro por Ted, y cruzo los dedos por una novena temporada en que ese guest starring de la imagen desaparezca, y lo de The Girl with the Yellow Umbrella pase a ser un nombre de pila, y Cristin Milioti nos haga olvidar a Cobie Smulders, y a Ashley Williams, y a Sarah Chalke‎. Porque Ted se lo merece, y nosotros también: ¡por una novena mágica! Pero, de momento, cerremos la octava…

Sigue leyendo…

Review HIMYM: Something Old

Review HIMYM: Something Old

El parecido entre los títulos de los dos últimos episodios de la temporada de How I met your mother (Something old y Something new) nos podía llevar a pensar que en realidad se trataba de una doble finale separada en dos semanas. Una especie de capítulo interruptus. Visto lo visto, no me parece que vaya a ser así, y los guionistas han jugado bien con el doble sentido de la frase: por un lado, su relación con las bodas; por el otro, los conceptos que nuevo y viejo tienen en las tramas. Para Robin, Ted es lo viejo y Barney lo nuevo; para Ted, Robin lo viejo, y lo nuevo está a punto de llegar. La imagen de arriba, periodista y arquitecto mirándose bajo la lluvia, es el carpetazo definitivo a ocho años de idas, venidas y suspenses. Es el círculo cerrándose, el final de los finales, el punto (uno, sin opción a suspensivos) y aparte a la gran pareja de HIMYM… con permiso de Padmallow, claro. La lluvia que los unió ahora los separa. Era, quizá, una parada de rigor antes de meternos en faena. Antes de, presumiblemente, quitarle la soltería a Barney, vestir de blanco a Robin y mostrar, de una vez por todas, a la cacareada madre

Sigue leyendo…

Review HIMYM: The Bro Mitzvah

Review HIMYM: The Bro Mitzvah

Si How I met your mother es una serie cuya culminación todos identificamos con la boda de Ted Mosby es porque Ted Mosby es puro matrimonio. Y si Ted Mosby es puro matrimonio, Barney Stinson es, de los pies a la cabeza, una despedida de soltero. El adiós a la soltería del eterno crápula rubio centra este 8×22, antesala de la season finale (dividida en dos episodios casi homónimos, Something Old y Something New), y lo hace de manera alocada, inverosímil… pero divertida. O dicho de otra manera: con las mayores señas de identidad de la serie. ¿Te vienes al Bro Mitzvah de Barney?

Sigue leyendo…

Review HIMYM: Romeward Bound

Review HIMYM: Romeward Bound

¿Cómo? ¿Qué ven tus ojos de elfo? ¿Una review de How I met your mother el día después del capítulo? ¿Acaso ha cambiado el reviewer? ¿O es que Dani ha sentado cabeza? Ni una cosa… ni la otra. Sí es cierto que, tras el retraso en la publicación de The Time Travelers, uno se siente algo culpable y por eso aprovechó la tarde-noche de ayer para deglutir Romeward Bound y escribir estas líneas. Pero nada sabemos de lo que ese uno hará la próxima semana. A lo que vamos: ¿que qué me ha parecido el 8×21? Pasen y lean

Sigue leyendo…

Review HIMYM: The Time Travelers

himym-820-1

La experiencia es un grado. Hay jugadores de fútbol entrados en kilos capaces de sacarse un último sprint, un remate de cabeza glorioso, un chute sin apenas necesidad de cargar la pierna. Hay actores enterrados por la fiebre consumista, desechados por la velocidad supersónica de la industria, que un buen día reciben el papel de sus vidas cuando de éstas ya no se acordaba nadie. Hay siempre una penúltima chispa de genialidad en quien parecía haberla agotado, como si el depósito se negase a vaciarse del todo. How I met your mother, miembro del decanato de comedias yanquis, está más cerca del retiro que de la primera comunión, y sus temporadas languidecen, pero siempre es capaz de rascarse la manga y sacar alguna joya. En The Time Travelers, 180º episodio de la serie, lo ha logrado gracias a unos cinco minutos finales que han levantado otros 15 más bien normalitos y que nos han dado lo que siempre pedimos: mother.

Sigue leyendo…

Review HIMYM: The Fortress

Review HIMYM: The Fortress

Durante las últimas semanas me he metido entre pecho y espalda una no demasiado concentrada pero sí sostenida maratón de Downton Abbey, que me ha puesto al día de cara a la cuarta temporada, para la cual falta todavía mucho, aunque por suerte llegan distracciones del nivel de Game of Thrones, Breaking Bad, etc. Con las desventuras (no hay otro nombre) de los habitantes de la enorme mansión Grantham en mente, el capítulo de esta semana de How I met ha cobrado una nueva dimensión, ya que las menciones a Woodworthy Manor han sido constantes, mucho más constantes de lo que me esperaba en un primer momento. ¿Qué quiero decir con esto? Que quitando los guiños a la serie inglesa, The Fortress ha tenido más bien poco que ofrecer

Sigue leyendo…