Review Breaking Bad: Gliding Over All

Se acabó. Vince Gilligan sacó la chistera, extrajo el 5×08 de ella y nos emplazó a verano de 2013 para terminar de saber qué pasa con Walter White y su imperio azul. Un capitulazo de despedida a la altura de una temporada espectacular que nos deja a Hank, el último reducto del bien en la serie, con los pantalones por los tobillos y cara de haber acertado un pleno al 15. Querido Hank, vas a tener que esperar un año sentado en ese retrete hasta poder ponerte de pie y llamar a voces a todas las unidades. Pero míralo por el lado bueno, al menos te quitarás los fantasmas de encima y no tendrás que volver a marcar árboles… Septiembre, el mes de la melancolía, nos arrebata Breaking Bad, pero nos deja Gliding Over All como testamento. Vamos a darle el homenaje que se merece.

Sigue leyendo…

Review Breaking Bad: Say My Name

breaking-bad-5x07

Me equivoqué. Me equivoqué cuando dije que la transformación de Walter White en Heisenberg se había completado al recoger el sombrero del coche. Un loco no se convierte en genio, o viceversa, hasta que los demás se lo dicen. Walter ha conducido hasta el desierto del fin del mundo, allí donde se llevan a cabo todos los trapicheos de espaldas a la policía, para escuchar su nombre. Y lo conocían. No lo habían visto jamás, pero lo conocían. Ha lanzado su currículum al suelo, en forma de pequeños cristales azules, y todos sabían quién era ese señor de gafas y sombrero. Y no, no es Walter White. A ese torpe profesor de química, marido cornudo y padre aburrido se lo llevó el cáncer. Es Heisenberg. Nunca olvides su nombre, porque su orgullo no te lo perdonará. You’re Goddamn Right!

Sigue leyendo…

Review Breaking Bad: Buyout

Lo hemos comentado más de una vez: las escenas de apertura de los capítulos de Breaking Bad (cold open, en terminología televisiva) son pequeñas porciones de cielo. Gilligan y su troupe de magos suelen usarlas para lucirse, combinando la originalidad con la narrativa, mezclando fondo y forma de manera brillante. Esta semana no iba a ser una excepción, y aunque es cierto que no contamos con la originalidad y el suspense de otras ocasiones (como en Dead Freight), creo que han dado en el clavo. Creo que ha sido una muy buena manera de seguir contando la historia después del final del 5×05, después del tiro de Todd, después de la muerte del pobre niño aracnófilo y motorista. Todo está pensadísimo en este cold open: los colores del principio, casi una prolongación del desierto (inciso: si queréis leer sobre colores y Breaking Bad os recomiendo este artículo de TV Spoiler Alert); la esperada ausencia de Jesse; las expresiones de Walt y Mike; la ausiencia de diálogos y de sonido ambiente; la alienante música; la necesaria elipsis a la hora de desenterrar al niño, etc. Me ha gustado sobre todo esta última parte: no nos van a enseñar, obviamente, cómo se ocupan del niño, pero nos hacemos una idea clara al ver el proceso con la motocicleta. Tremendo…

Sigue leyendo…

Review Breaking Bad: Dead Freight

breaking-bad-5x05

Vince Gilligan rodeado de su equipo de guionistas en la sala de mando de Breaking Bad. Los guionistas: “no, no serás capaz, ¿no?” Y Gilligan: “que sí, joder, que sí, que la vida es así de cruda, que esto no es una película de Spielberg“. Guionistas: “ya, ¿pero te das cuenta de que estás abriendo una puerta de un sola dirección? No hay marcha atrás…” Y el cocinero jefe: “señores, dejad en el suelo la compasión y los convencionalismos, estamos subiendo la escalera de la violencia y el terror. Y ha llegado la hora de sentarse arriba del todo a contemplar tu obra… o de saltar. ¿Alguien quiere saltar?” Los guionistas intercambian miradas, nadie dice nada. Gilligan retoma la palabra: “¡Pues dispara esa maldita pistola!

Sigue leyendo…

Review Breaking Bad: Fifty-One

breaking-bad-5x04

Recordáis la escena de Mike repartiendo el dinero con Jesse y Walt, ¿verdad? Si volviéramos al primer día de serie, en lugar de Mike pusiéramos a Vince Gilligan y cambiáramos el dinero por minutos en pantalla, el cocinero jefe habría entregado decenas de montones a Walt, unos pocos a menos a Jesse, habría guardado un montoncito para Hank y los villanos de turno (Tuco, Hector, Gus) y las migajas se las habrían repartido entre Marie, Skyler y Junior. A Walt y Jesse, y en menor medida a Hank, su montón le ha dado para participar en todos los capítulos, pero Skyler ha tenido que contemporizar sus apariciones. Hasta que ha llegado Fifty-One, día del 51 cumpleaños de Walter White, y la mujer de Heisenberg ha hecho un all in. El matrimonio de Skyler y Walt, pero sobre todo Skyler, centra la atención de un capítulo tan relajado como necesario, en el que la bomba de relojería ha explotado incendiando el hogar de los White. No hay marcha atrás después de Fifty-One, el cumpleaños más triste de la vida de Walt si no fuera porque ya hemos visto el siguiente…

Sigue leyendo…

Review Breaking Bad: Hazard Pay

Los nervios antes de salir al escenario. La adrenalina en ebullición, a punto de saltarse todas las normas de contención cuando enfilas el tunel que te lleva ante la masa de gente enloquecida. Las luces. La primera toma de contacto con el micrófono, esa herramienta que te hará ser vitoreado hagas lo que hagas, digas lo que digas. El casi silencio progresivo que se forma cuando lo coges en la mano. La noche en suspensión, esperando a que pronuncies las primeras palabras. El aire, cargado de electricidad. La sonrisa de esa chica en la cuarta fila. El vistazo atrás, buscando la complicidad de los músicos. El grito, el tuyo; el grito, el suyo, el de miles de gargantas que ya están entregadas. El estallido de la guitarra, del bajo, de la batería. Damas y caballeros, un aplauso para lo único que le faltaba a esta serie: rock’n’roll. Con todos ustedes… ¡los Vamonos Pest!

Sigue leyendo…

Review Breaking Bad: Madrigal

Madrigal: composición de tres a seis voces sobre un texto secular, a menudo en italiano, que tuvo su máximo auge en el Renacimiento y primer Barroco. Madrigal: película cubana estrenada en el 2007 y dirigida por Fernando Pérez. Madrigal: estadio municipal de Villarreal, en Castellón, con aforo para 24.500 espectadores y donde juega sus partidos como local el equipo más representativo de la ciudad, el Villarreal Club de Fútbol. Madrigal es también una canción del grupo canadiense Rush (When the dragons grow too mighty), un poema de García Lorca (Yo te miré a los ojos cuando era niño y bueno) y el nombre de dos pueblos de Castilla y León. Pero desde hace unos días Madrigal es, sobre todo, otra pequeña obra maestra más de la televisión cocinada por Vince Gilligan, esta vez con Jonathan Banks como plato principal y el aliño de los sospechosos habituales: Cranston, Paul, Norris… Madrigal, 5×02, ¿vamos allá?

Sigue leyendo…

Review Breaking Bad: Live Free or Die

bbad-5x01

¿Sabías que cada estado de Estados Unidos tiene su propio lema? Yo no. Igual que el país se planta ante la bandera y pronuncia el célebre In God We Trust, cada estado tiene su propia consigna. Los hay simples y antiguos, como el Hope de Rhode Island (1644); los hay ininteligibles: Ua mau ke ea o ka ‘āina i ka pono, que pertenece a Hawai (1843); y los hay curiosos, como el californiano Eureka (1849). De todos, el más original y, posiblemente, el único que se sepan todos los estudiantes americanos, sean del estado que sean, es el de New Hampshire: Live Free or Die. Lo envió por carta el general Eddard Stark en el año 1809 con motivo de un brindis al que no pudo acudir por problemas de salud. La frase, que pronto se convirtió en el lema del estado, tenía un apellido: Live Free or Die: Death is not the worst of evils. O sea, la muerte no es el peor de los males. Una lección gratuita de historia que nos sirve para “situar” la acción de la primera escena de Live Free or Die, punto de partida de una quinta temporada a la que hemos esperado por tiempo de un embarazo. O tal vez sea una pista de lo que se avecina para Walter White, al que lo de vivir libre no le está sentando demasiado bien. A él, porque a la serie le va de maravilla. Qué capítulazo…

Sigue leyendo…

Review Breaking Bad: Face Off

Breaking Bad 4x13

Cuando uno empieza un proyecto lo hace con la ilusión de llegar a lo más alto. Para qué ponerse límites si luego el destino ya se encargará de marcártelos. Si nos hubieran preguntado cuál era el objetivo de Todoseries el día que empezamos a escribir el primer post (de Heroes, qué viejos somos), seguramente habríamos contestado que las cadenas más importantes de este país nos hicieran caso y que pudiéramos entrevistar a algún personaje de Lost, que por aquella época era nuestra serie favorita. Cinco años después respondemos a esa pregunta de distinta forma, ya que lo de que nos hagan caso las cadenas (salvo excepción) nos importa más bien poco, pero seguimos manteniendo la ilusión de hablar con los más grandes de este mundillo, los que nos han convertido en adictos a las series para el resto de nuestras vidas. Pues bien, el señor Dani Rodríguez y un servidor, más de cinco mil posts de Todoseries después, tuvimos ayer la oportunidad de entrevistar a Aaron Paul, el genio que da vida a Jesse Pinkman en Breaking Bad, nuestra serie favorita. Fue gracias a Paramount Comedy, la cadena que emite la serie en España, al propio Aaron Paul, del que os hablaremos muchísimo esta semana, y, quiero pensar, gracias también a nuestra pasión por la serie, que es la que ha llamado la atención de la cadena y la que nos ha permitido cumplir uno de los sueños por los que nació el blog. Os podéis imaginar nuestra satisfacción en estos momentos. Y dicho esto, con la promesa de que en los próximos días tendréis más información de esa entrevista, pasamos a revisar el último episodio de la cuarta temporada de la mejor serie de televisión actual. Tenía que decirlo…

Sigue leyendo…