El 3×1 de series españolas (XI)

breves-3x1 1) La batalla por el trono de la audiencia se encuentra en un momento decisivo después de conocer el empate técnico el mes pasado entre AtresMedia y Mediaset. Por ello las cadenas se han lanzado a la conquista de este segundo trimestre del año con un arsenal de novedades para su programación. Descolgada de la lucha por el primer puesto, La Primera pretende recuperar sus logros de antaño con el estreno de la quinta temporada de Águila Roja, que hace unos día finalizaba su rodaje. La nueva temporada contará con la incorporación de numerosos rostros conocidos entre los que destacan Loles León y Carlos Areces como madre e hijo, y Cristina Pedroche en su primer papel como actriz en televisión. Además la serie contará con las apariciones estelares de Carles Francino, Eloy Azorín o la ganadora de dos Goyas, Marta Etura. No es una cruzada fácil, y a falta de dragones, la cadena pública pretende recuperar la hegemonía arrebatada por Antena 3 y Telecinco en las sobremesas con el estreno de Gran Reserva: El Origen, la sustituta de Amar en tiempos Revuletos, de la que ya os hemos venido adelantando el casting en anteriores 3×1.

2) No sabemos si tener más cerca que nunca el liderazgo de audiencia es el motivo por el cual la familia AtresMedia ha endurecido los criterios para renovar sus ficciones, lo que esta claro es que con la cancelación de El Barco y ahora Luna: el misterio de Calenda la cadena ha hecho una declaración de intenciones: seguirá apostando por las series que le hayan reportado buenos datos en el pasado, siempre y cuando los índices de audiencia le permitan competir con Telecinco. En este privilegiado grupo se encuentran Con el culo al aire y Gran Hotel de producción propia, y Polseres Vermelles de TV3, series elegidas para liderar el ataque contra Mediaset esta primavera. La ficción de Paco Tous, que ha renovado por una tercera temporada sin estrenar la segunda, volverá con más comedia y nuevos personajes: el padre de Sandra, la profesora de los retoños del churrero y su hijo, interpretados por Janfri Topera, Ana Wagener y Javier Antón, respectivamente. Gran Hotel sustituirá a Luna la noche de los martes, tras evitar hace unos meses enfrentarse a La Voz, con Megan Montaner, Marta Hazas y Lluís Homar como revulsivos, mientras que Polseres Vermelles adelantará su emisión del verano a un trimestre más competitivo. Las series americanas serán otra de las bazas del grupo para ganarse al público: Antena 3 confiará de nuevo en Once upon a time mientras que La Sexta intentará repetir el éxito de The Walking Dead con The Following.

3) Con Atresmedia sitiando su condición de familia reinante, Mediaset tendrá que luchar duramente estos meses para conservar su corona. Las armas elegidas para el combate son: el remake español de Ghost Whisperer, El Don de Alba, y la miniserie Niños robados, con Blanca Portillo y Adriana Ugarte, en Telencinco, y el debut en abierto de la magistral Homeland en Cuatro. Para arropar el estreno de la serie de Disney este martes, protagonizada en nuestro país por Patricia Montero y Martin Rivas, la cadena ha preparado además un especial de Cuarto Milenio sobre espíritus, conducido, ni más ni menos, que por su presentadora fetiche, Ana Rosa Quintana. A la espera de ver que nos deparará este Choque de Reyes, nosotros hoy nos tomamos una copita de chinchón a la salud de la gran Mariví Bilbao, baja de las dos cadenas rivales e historia de nuestra televisión para siempre. ¡Por Radio Patio!

Esto no parece español

Polseres Vermelles

La serie que hizo llorar a Steven Spielberg te mete colirio en el ojo. Siempre. Luego te inyecta ácido sulfúrico. Y te retuerces de dolor, de emoción y de la impotencia del telespectador. Y eso no es malo, no tiene por qué. Es bueno. Porque así no tienes que pagarte el colirio y ahorras un poquito. Aunque lo del ácido es otro tema. Pero yendo al asunto: Polseres Vermelles ha regresado al canal que confió en ella, TV3; en nada se verá en castellano a través de TNT, en lo que es un agradecido gesto de solidaridad, y ya en verano llegará a Antena 3, la gran impulsora del fenómeno de Albert Espinosa, que es escritor (y guionista), superviviente y Dios. Os diré que he visto el primer capítulo de su esperadísima segunda temporada, que lo he visto en catalán y que, si puede considerarse importante, no sé catalán. Sólo sé que se comen las sílabas al hablar, y es por ello que tenía la esperanza de enterarme de algo si apretaba el oído. Me enteré de cositas (creo, bueno), aunque seguro que –mentalmente– me he inventado medio capítulo. Pero no importa, capté lo esencial, y lo esencial en ese episodio se decía sin palabras, largas secuencias silenciosas-musicales y grandes actuaciones de artistazos como Àlex Monner, con pelo o sin pelo. Polseres Vermelles sigue emocionando y sigue funcionando. Un año después de descubrir a los pulseras, y el idioma no importa, mantengo mi impresión inicial, que es la de que son unos grandes. Ellos, como personajes. Y Pulseras Rojas, al margen, como serie. Como serie española. Serie de aquí.

Sigue leyendo…

Antena 3 estrena Polseres Vermelles


Tras el éxito en TV3 y su posterior estreno en la cadena TNT, la aplaudida serie catalana llega este verano a las pantallas nacionales de mano de Antena 3. La cadena que tenía previsto estrenar la serie en Neox a principios de año, ha confirmado -según podíamos leer en Vertele y Fórmulatv– que finalmente reservará el primetime de los lunes de julio para su emisión. El día elegido para el estreno será el 9 de Julio, coincidiendo con el final de la Eurocopa, y compitiendo así con la “Entrevista a la Carta” de Julia Otero y “Todo el mundo es bueno” en la misma franja horaria.

Polseres vermelles arrasa en su debut congregando a más de tres millones de telespectadores (3.031.000) y un 17.8% de cuota, ante el televisor en su primer capítulo, siendo solamente superada por ella misma con 3.132.000 de televidentes y un 20.7% de share, en el segundo. Enhorabona!

Sigue leyendo…

Polseres Vermelles, vivir el mundo amarillo

¡Catalanes! Esos catalanes. Que son como los japoneses. Se hacen notar cuando están presentes, quitan vocales a las palabras normales cuando hablan. Son eficientes, cualidad inquietante. Les llamamos de todo y les ponemos en el Belén creando heces de silicona. Ahí también nos reímos de ellos. Pero, en el fondo, les tenemos cariño. Como yo a ese catalán que es asturiano y que conocí hace tiempo. Pero que es asturiano. En cuestión de hacer cine y cosas audiovisuales, tampoco hay quien les pare. Son la caña y tienen gente extraordinaria en el meollo: Albert Espinosa, guionista, escritor, actor, director y, atentos, ingeniero de carrera, es uno de ellos. También se puede hacer el desayuno, por si alguien dudaba. Espinosa es uno de los destacados, particularmente, uno de los que hoy está de moda y, permitidme, con mucha razón. Porque es un tío con corazón, a tope, un tipo genial que tambalea sus obras entre la auténtica ternura con genio y la ñoñería absoluta y que, creo, siempre consigue girar para la izquierda en ese riesgo. En cine, hizo con Mercero Planta 4ª, esa peli que me pusieron en el colegio. Escribe novelas con títulos largos y orquesta lo que nos consta: Polseres Vermelles, o Pulseras Rojas. O The Red Band Society, como se conocerá en la ABC bajo la batuta de Steven Spielberg. Es una serie de TV3, la polémica TV3. Y va sobre niños enfermos. Niños que se mueren. Y gracias a eso es una auténtica serie (auténtica) sobre la vida y sobre la infancia.

Sigue leyendo…