Twin Peaks: 3 en 1

Tranquilos, que el título nada tiene que ver con el famoso lubricante multiusos, aunque puede que más adelante le encontremos cierta explicación. Puestos a imaginar, pues imaginemos. Me comentaba no hace mucho Paloma Araujo, amiga y colaboradora de esta página, que aún no había visto los capítulos 9, 10 y 11 porque se estaba recuperando del shock postraumático que le produjo el episodio 8, y eso que ella llevaba The Leftovers, que también tiene su aquél… Sigue leyendo…

Twin Peaks: Una grandísima (y puta) locura

Resulta complicado dar un formato de review por capítulos a esta serie cuando son sus propios creadores los que se han negado a estructurarla de esta forma. Para ellos –y así lo han reiterado una y otra vez– Twin Peaks no en una serie, es una película de 18 horas de duración y sin cortes intermedios que interrumpan la narrativa para lanzarnos al siguiente episodio. El propio Kyle MacLachlan reconocía no hace mucho en una entrevista, que tuvo que emplear más de seis horas seguidas en leerse entero el guión al no tener el formato televisivo.

Sigue leyendo…

Twin Peaks: Con el tercero, cuarto y quinto, el Big Bang

En la mayoría de las narrativas de ficción los creadores suelen arrancar con una visión general del universo que se nos va a presentar a través de un personaje, el cual nos muestra una idea más amplia de su mundo con el fin de conocerlo mejor. Este paso dentro de la historia, y dependiendo de su extensión, no suele durar mucho pues a partir de un punto determinado desde el arranque todo se va convirtiendo en un embudo para focalizar las acciones sobre él.

Sigue leyendo…

Twin Peaks y todos sus mundos

Ya se lo dijo ella al agente Cooper: “nos veremos de nuevo en 25 años”. Y el turbador y extraño universo de David Lynch y Mark Frost se vuelve a expandir veinticinco años después ante nosotros de la manera más impactante que podría haberlo hecho. Y nada mejor que arrancar este artículo sobre la emblemática y transgresora serie, de la que nos hemos venido haciendo eco desde meses atrás –como bien conocen nuestros seguidores y sobre todo los que de verdad nos leen–, que con la famosa reflexión de Paul Éluard: “Hay otros mundos pero están en este”. Sigue leyendo…