Review Homeland: Like Bad at Things/Active Measures

El cuarto episodio de esta temporada ha sido hasta ahora el más potente de todos, donde el ritmo y la tensión van de la mano y las secuencias y planos se suceden a una velocidad de vértigo tal que consiguen que nos comamos la pantalla. El capítulo comienza con las sirenas sonando, un recurso de audio que funciona a la perfección cuando está bien hecho, y que enciende nuestras alarmas para anticiparnos que ese mundo de allí es peligroso, un lugar donde todo lo malo puede ocurrir.

Sigue leyendo…