Spartacus: La culpa fue de Batiatus

Spartacus: La culpa fue de Batiatus

Lo bueno de las series que se basan en historias reales es que te metes en la piel de sus protagonistas con más facilidad. De hecho, yo siempre grito “¡libertad!” cuando William Wallace me lo pide en Braveheart. Lo malo, malísimo en este caso, es que la historia dicta el destino de tus personajes, a no ser que seas Tarantino y te la pases por donde la espalda pierde su nombre, véase la gloriosa Inglourious Basterds. En Spartacus: Blood and Sand ha sucedido algo así: Batiatus nos robó el corazón (casi literalmente) durante la primera temporada, pero la historia… bueno, es la que es. ¿Qué podemos hacer para no perder de vista a tan inmenso personaje? Una precuela. Y así nació Spartacus: Gods of the Arena. Sí, por culpa de John Hannah, el actor que encarna a Quintus, pero también por la admiración que despierta éste en Steven S. DeKnight, creador de la serie de Starz. “Había planeado que el episodio cinco o seis de la segunda temporada fuera un gran flashback en la que viéramos al Batiatus. Porque todos amamos a John Hannah y porque él había expresado su voluntad de regresar a la serie”, comenta DeKnight. Esos planes iniciales se truncaron con la enfermedad de Andy Whitfield. “Cuando descubrimos lo que le pasaba a Andy y paramos la producción de la segunda temporada, pensé… debería convertir eso en una serie mientras Andy se recupera”. Y a John Hannah se le iluminaron los ojos: “es una lástima que no pueda volver a hacer más, pero seis episodios está muy bien y volver a trabajar con Lucy Lawless también. La serie es genial. Es un regalo para el actor”. El resultado, como comentábamos, es esa precuela de seis episodios que se emitirá a partir del mes de enero. Y si quieres saber más detalles de Gods of the Arena, da un paso al frente…

Sigue leyendo…