The Killing: Un cigarrito con Holder

The Killing: Un cigarrito con Holder

Es muy posible que todo niño escandinavo sueñe con ser Thor, y digo muy posible y no seguro porque quizá esta afirmación sería el equivalente a decir que todo niño español sueña con ser Manolete, y no es así. Generalizar es un riesgo, pero en el caso del dios nórdico creo que vamos sobre seguro, de modo que Charles Joel Nordström posiblemente soñaba con ser Thor. Estuvo a punto de conseguirlo, a sus 30 añitos, ya que bajo el nombre artístico de Joel Kinnaman se coló entre los cinco candidatos finales a interpretar al Dios del Martillo en la película de Kenneth Branagh. Lamentablemente, el rodaje de Snabba Cash le impidió volar a Estados Unidos para probar su química en pantalla con Natalie Portman, ya convertida en Jane Foster, así que Kinnaman se quedó sin martillo. Ahora hay dos opciones: una, que no sepas quién es Joel Kinnaman; dos, que no lo sepas pero lo hayas deducido por el titular y por la imagen. En cualquiera de los dos casos, el resultado será el mismo… ¿Holder haciendo de Thor? ¡Venga, va! Pues sí, así las gasta Kinnaman, a quien por cierto veremos próximamente en The Girl with the Dragon Tattoo, la versión hollywoodiense de Los hombres que no amaban a las mujeres. Presentado nuestro sujeto, pasemos a ver qué nos cuenta

Sigue leyendo…