El epílogo de Breaking Bad se escribe en el cine

jesse-pinkman

Pocas series, probablemente ninguna, tienen un final tan redondo, tan rematadamente perfecto y tan pacificador como Six Feet Under. La serie de Alan Ball, que profundiza en el valor de la vida y la muerte a través de una familia que dirige una funeraria, se retira dejando tras de sí muchas lágrimas y alguna que otra sonrisa, pero sin dar pie a interpretaciones o segundas lecturas. Cuando baja la persiana y echa el candado tú sientes exactamente eso, que se ha bajado la persiana y que se ha colocado un enorme candado. No sé si existe alguna serie que cierre el círculo con tanta precisión, pero desde luego yo no la he visto. Breaking Bad casi lo consigue. Sus escenas finales transmiten una sensación de paz similar a la que sentimos cuando la pelirroja de los Fisher pone ese CD. Sin embargo, lo que sucede después, lo que hace tan especial y tan realista a Six Feet Under, no lo tiene Breaking Bad… o mejor dicho: no se emitió en AMC. Después del salto, fanfiction de la buena sólo para aquellos que hayan visto el final de Breaking Bad y se quedaran con ganas de un poquito más…

Sigue leyendo…

En la cartera de los héroes de la televisión…

tarjetas-de-visita Si le robaran la cartera a Rick Grimes, al Rick Grimes de la tercera temporada, el ladrón posiblemente tendría en pocos segundos un machete clavado en medio de la cabeza. Sin embargo, si diera con el anterior Rick, el de los primeros meses post apocalipsis zombie, ese líder blando y aburrido, habría muchas más probabilidades de que el ladrón saliera huyendo después de que Rick le soltara algún sermón sobre la conveniencia de hacer el bien en épocas de crisis mundial. En caso de abrir esa cartera, ¿con qué se encontraría? Con un buen puñado de inservibles dólares, seguramente. Con una foto de Carl y una de Lori, antes de que ésta se la pegara con su mejor amigo. Con algún recibo de la gasolinera, porque todos tenemos uno. Y con una tarjeta de visita como la que véis a la izquierda de estas líneas. Una tarjeta muy molona en la que se especifica que era ayudante del sheriff y que hoy es un superviviente con una extraordinaria habilidad para trocear zombies. Rick, el protagonista de The Walking Dead, es uno de los elegidos de la empresa de serviciós de impresión Uprinting, que en una viva maniobra de marketing, ha publicado las tarjetas de visita de algunos de los personajes más famosos de la televisión: Sheldon Cooper (The Big Bang Theory), Barney Stinson (How I Met Your Mother) o Jesse Pinkman (Breaking Bad), entre otros. Echo de menos a Dexter Morgan, Walter Bishop y algún que otro héroe más actual, como Carrie Mathison, pero no nos vamos a poner exquisitos… ¡Vamos a verlas!

Sigue leyendo…

El 3×1 de Breaking Bad: Walt, Jesse… y dinero

1) La (al menos para nosotros) serie del verano ya ha descorchado su quinta temporada coincidiendo con la Comic Con de San Diego, dos factores que juntos no hacen sino provocar un aluvión de novedades entorno a esa joyita que es Breaking Bad. Empecemos hablando de Walt, de Walter White, aka Heisenberg, cabecilla del reparto y más epicentro de la serie que nunca. Y hablemos en concreto de la evolución del personaje, que como todos sabéis está cada vez más embarcado en un espiral donde la moral pinta más bien poco. El propio Vince Gilligan, creador de la serie, ha perdido la fe en recuperar al Walt bueno. Ojito los pieles sensibles, que quizá os puedan resultar declaraciones spoileantes; saltad al punto dos antes de que sea demasiado tarde… “En esta temporada [Walter] hace algo que, como primer espectador de la serie, probablemente me haga decir ‘Le he perdido toda la simpatía'”, confiesa Gilligan. Y prosigue: “Eso sí, siempre separo el hecho de que Walt me guste o no me guste del hecho de verlo o no verlo, son dos cosas diferentes”. Bryan Cranston, por su parte, considera que la clave de la temporada es que Mr. White ha encontrado un nuevo poder, y es “su ego”. Algo que ya se intuía desde aquella famosa escena en casa de los Schrader, cuando Walt casi que solo le faltó confesar ser Heisenberg. La pregunta que surge ahora, claro, es saber a qué se refiere Gilligan cuando dice que Walt “hace algo”…

2) En la imprescindible Vulture entrevistan a Jesse Pinkman Aaron Paul, una conversación que merece la pena leer y de la que nos quedamos con dos extractos, uno sobre su personaje y otro sobre su vida amorosa… ninguno de los dos tienen desperdicio. “Un día, en el set de rodaje, Bryan vino y me dio un abrazo gigante. No me soltaba, y me iba diciendo lo genial que había sido trabajar conmigo, y la suerte que teníamos de haber coincidido en una serie así. Estábamos a mitad de la cuarta temporada y no entendía nada de lo que me estaba diciendo, le pregunté… y me dijo que si no había leído el último guión. Se fue. Me quedé helado, temiendo lo peor… ¡pensaba que mataban a Jesse! Pero no, en realidad se refería a la escena en la que le pego en la cara.” ¡Qué mal trago! La segunda historia es sobre su boda con la bellísima Lauren Parsekian: “Nos prometimos en Año Nuevo. Estábamos en Barcelona, su tía trabaja allí, e hicimos un viaje imprevisto a París. Bueno, ella pensaba que era imprevisto, pero yo tenía un anillo que llevaba tres meses quemándome en el bolsillo… Siempre tuve claro que le pediría matrimonio a ella, y que sería en Año Nuevo, y en París. París es la ciudad más romántica del mundo. Estábamos paseando por la calle, solos, con una botella de champán en la mano, y nos paramos en la entrada de un portal precioso, en St. Germain, rodeados de luces de Navidad. Nos pusimos a bailar Edith Piaf… y lancé la pregunta.” ¿Quién pensaba que Jesse era un romántico de tal calibre?

3) Los chicos de TV.com se han planteado responder en serio a una de esas preguntas que los fans siempre nos hemos hecho: ¿cuánto dinero tiene Walter White? En la escena más celebrada de la cuarta temporada quedaba claro que la economía de Heisenberg no estaba tan boyante como podría parecer a juzgar del sueldo que Gus le asigna. ¿Están los White arruinados? Veamos… según TV.com, a finales de la cuarta los ingresos de Walt ascienden a un total de 3.175.000, de los cuales una buena parte se queda en el camino, claro. He aquí las cuentas. En sus tres primeros meses de carrera criminal, Walt gana 3 millones de dólares, a repartir con Jesse, lo que arroja un total de millón y medio para él y su familia; sin embargo, al poco tiempo Gus le ofrece un contrato que, como bien explica el propio Walt a Skyler, le reporta “7 millones y medio, menos gastos”, aunque no lo llega a cobrar todo porque su acuerdo se rompe al tercer mes. Total: medio año fabricando la famosa droga azul que se traduce en 3.375.000 dólares, que después de gastos derivados del propio trabajo son los 3.175.000 que decíamos al principio. Peeeeero… no todo ha sido ingresar. ¿Qué hay de los gastos como el apartamento de soltero, el efímero coche de Walter Jr., los honorarios de Saul, el tratamiento de Hank o la pizza que acabó en el tejado (punto 8)? Deleitense con este maravilloso infográfico

Aaron Paul y sus opciones en los Emmy

aaron-paul

Mucho hemos hablado del descenso a los infiernos de Walter White, el profesor de química rebautizado como cocinero y narcotraficante en su versión más oscura, Heisengerg. Pero en ese proceso de demonización también ha jugado un papel decisivo su mano derecha Jesse Pinkman, como promotor y como víctima. Y si Bryan Cranston ha recibido elogios (y Emmys: tres) por su brillante interpretación, no se ha quedado atrás Aaron Paul, que en 2010 se llevó el Emmy a mejor actor secundario por su trabajo en Half Measures y que el 19 de julio debería volver a escuchar su nombre entre los nominados en esa misma categoría. Sobre las opciones a repetir triunfo en los Emmy, sobre el capítulo con el que espera lograrlo (Problem Dog), sobre la brillante escena que tiene en ese capítulo (pelos de punta…) y sobre la quinta temporada, Aaron Paul ha hablado en una pequeña entrevista para Entertainment Weekly. La reproducimos y os adelantamos una mini buena noticia…

Sigue leyendo…

Breaking Bad, por fin en Blu-ray

Breaking Bad

Ya hace casi un año que las dos primeras temporadas de Breaking Bad están disponibles en nuestro país en DVD. Curiosamente la tercera aún no ha salido, pero sí lo han hecho las versiones en Blu-ray de las dos primeras tandas de episodios.

Sigue leyendo…

Review The Office: Spooked

Spooked

Es muy curiosa la relación entre Halloween y las series de televisión. Todos los años cuando llega esta fecha esperamos con ansias los especiales de nuestras series favoritas creándonos espectativas que a veces se cumplen y otras no. Yo culpo a los Simpson… Sus especiales de Halloween han dejado el listón tan alto que hoy en día hay pocas cosas que nos sorprendan. Lo que nos trae al episodio de Halloween de The Office. Correcto, en linea con la temporada y con varios puntos interesantes pero que nos deja un mal sabor de boca cuando se pasan los veintiún minutos y medio que dura el episodio. Pues bien, sin querer caer en la defensa acérrima ni la demagogia intentaré justificar porqué el episodio de esta semana me ha parecido mejor de lo que pensé en un primer momento, y es que Halloween -por mucho que intentemos negarlo- va de miedo y no de risas…

Sigue leyendo…

Jesse Pinkman – A No-Rough-Stuff-Type Deal

Yeah, Mr. White… yeah, science!

(¡Sí, Mr. White… sí, ciencia!)

Jesse Pinkman

Citas de series: Jesse – Full measure

We had a good run… but it's over.

(Tuvimos una buena racha… pero se acabó.)

Jesse Pinkman

Breaking Bad: ¿Qué hay de nuevo, Pinkman?

Sólo hay un Paul mejor que el pulpo, y es Aaron. Aaron Paul, el Jesse Pinkman de Breaking Bad, uno de los personajes mejor trabajados (tanto por parte de los guionistas como en la interpretación) de la televisión actual. No en vano, Paul es candidato al Emmy como mejor secundario en una serie dramática. Y en esta entrevista que publican en AMC veremos parte del camino que le ha llevado hasta allí (¡gracias, Nancy Link!), entre otras cosas. Por cierto: si te acabas de caer del árbol y no sabes qué es Breaking Bad, que sepas que en Paramount Comedy la emiten los miércoles a las 22:10. Y cito a la cadena porque quizá gracias a ellos tengamos a punto una sorpresita este verano… hasta aquí podemos leer.

Sigue leyendo…