Fringe: Cuando el marketing se vuelve arte

Fringe: Cuando el marketing se vuelve arte

Una vez más, tengo que decirlo: J.J. Abrams, estoy a tus pies. Si hace unas semanas hablábamos de la genial campaña de publicidad que se había organizado con motivo de Firefly, que incluía el lanzamiento de un álbum exclusivo de vinilo, el martes el diario El País se hacía eco de la dimensión real de dicha campaña. Y es que al señor Abrams la idea no se le ocurrió estas navidades, después de un atracón de polvorones. Ni siquiera hace dos meses (el tiempo que lleva el vinilo a la venta). La cosa viene de mucho antes. Si quieres asistir a la que, parafraseando al artículo de El País, quizás sea la jugada de marketing más brillante de la historia, sigue leyendo…

¡Actualizado! A falta de confirmación oficial, la noticia se ha propagado por internet: gracias a Fringe, la Fox ha aumentado su rating de los viernes en un 42%. ¡Buenas noticias! Un pasito más cerca de la estabilidad…

Sigue leyendo…

Fringe: J.J. Abrams habla sobre el cambio

Fringe: J.J. Abrams se pronuncia sobre el cambio

¿Alguien en la sala ha estado aislado del mundo el último mes? ¿No? Bien, entonces todos sabemos de sobra que Fringe se muda a los viernes, ¿verdad? Las reacciones que ha provocado esta noticia han sido de lo más variadas: los seguidores, que ya conocemos los precedentes, nos hemos echado a temblar. Los responsables de FOX, más demagogos, han tratado de tranquilizarnos. Queda, sin embargo, una opinión por oír: ni más ni menos que la de la mente pensante, el creador de Fringe, J.J. Abrams. ¿Qué opina de todo esto? La respuesta está tras el salto. Y no viene sola: va acompañada de pequeñitos spoilers debidamente señalizados. ¿Lo vemos?

Sorry, my friend. Si no quieres nada de spoilers, solo podrás leer los dos primeros párrafos.

Sigue leyendo…

Adoremos a Bruce Springsteen,’creador’ de Lost

Adoremos a Bruce Springsteen,'creador' de Lost

Adoremos a Bruce Springsteen. Perdón. Adoremos todavía más a Bruce Springsteen. ¿Por qué? Me explico. Grandes asociaciones se han forjado en los lugares más inesperados: Bill Gates y Paul Allen no habrían creado Microsoft si no se hubieran encontrado antes en el club de los ordenadores de su escuela; Dollhouse no existiría si Eliza Dushku y Joss Whedon no hubieran quedado en aquel bar para contarse sus penas; probablemente Leo Messi no jugaría en el Barça si Carles Rexach no lo hubiera visto jugar al lado de dos jóvenes que le sacaban cuatro cabezas. Y Lost no existiría sin Bruce Springsteen. What the frak? Efectivamente compañeros, nuestra serie favorita no habría nacido jamás si Damon Lindelof, creador y productor ejecutivo, y J.J. Abrams no se hubieran encontrado en un concierto del Boss. Damon Lindelof estaba trabajando en Crossing Jordan y fue a un concierto de Bruce Springsteen con su actual mujer. Lindelof tenía pase para el backstage; su mujer alucinó al ver a la E Street Band, pero Lindelof se fijó en un tipo con gafas al que admiraba. Era J.J. Abrams. Un año después, Lindelof y Abrams se reunían en una sala junto a un ejecutivo de ABC para desarrollar la idea de un avión que se estrellaba en una isla desierta. Nuestra Isla. El resto de la historia la conocéis todos…

Dentro os dejo el audio en que Damon Lindelof explica la historia con más detalles. ¡Imprescindible!

Sigue leyendo…