Review The Event: 1×11 y 1×12

Sólo hay una cosa más complicada que sentarse a escribir sobre una serie que no te gusta: sentarse a ver esa serie. Señores, no me gusta The Event. Me encantaría entretenerme con sus aventuras y sus conspiraciones, pero sucede que he establecido la más preocupante de las relaciones entre espectador y serie: me importa un pimiento lo que le sucedan a sus personajes. Esperaba que tres meses de parón sirvieran para que los guionistas se dieran un golpe en la cabeza, sin dolor ni secuelas, y que de repente contaran historias interesantes, y creo que hay un intento por reconducir la situación, pero cada vez soy más de la teoría de que es imposible volver al camino adecuado cuando has arrancado con diez capítulos más bien flojos. Porque más vale tarde que nunca, llega el análisis del doble episodio emitido hace diez días: And Then There Were More e Innostranka. ¿Vamos?

Sigue leyendo…