Review Californication: I’ll lay my monsters down

web

Tener la solución al alcance de la mano y empeñarse en mirar hacia el lado contrario. Ese es el rollo de Hank Moody y de una buena parte de nosotros. Tener el horizonte abierto con un millón de respuestas parpadeando en colores de neón y centrarnos en ese ovillo que se nos ha enredado en los pies y no quiere irse. Último episodio de esta sexta temporada que prácticamente ha volado. Tenemos que despedirnos de Californication otra vez y lo sentimos en el alma. Son demasiadas ganas acumuladas para que nuestra dosis dure tan poquito. ¿Comentamos por última vez en este 2013? Sigue leyendo…