Review FNL: Gut check

Review FNL: Gut check

Haciendo una traducción libre de este nombre que tan bien le queda al
episodio… esta prueba de valor, el a ver quien tiene más agallas, me
viene a mí de cine para afrontar que ya sólo quedan pocos (demasiados
pocos) capítulos para que termine para siempre una de mis series
favoritas de todos los tiempos. Y como sólo de pensarlo me mareo, me voy
a dejar de cosas tristes y voy a intentar centrarme en las agallas que
han demostrado tener hoy Jess, el coach, Luke, Billy e incluso Matt
Saracen
. Que son unos cuantos.

Sigue leyendo…

FNL: Promo, sinopsis e imágenes del 5×09

Mira, haz el favor, quién es el autor de esta noticia. Míralo bien. It's not a dream… David Martínez, el hombre que se irrita cuando ve un adolescente por la tele, que rechaza llamar fútbol a eso que los americanos hacen con casco y traje de superhéroe y que juró ante sus seres más queridos (John Locke, Dexter, Jesse Pinkman) que no se engancharía a una serie recomendadísima desde que este blog empezó a latir por Dani Rodríguez, compañero y enemigo a partes iguales, ha devorado Friday Night Lights en apenas un mes. Yo. Yo he visto unos ¡70 episodios! de adolescentes vestidos con trajes de superhéroes en apenas cuatro semanas. He sido un Panther y ahora soy un Lion. Me he enamorado de Julie Taylor. He querido recoger los pases de Matt Saracen… y darle un abrazo al final del partido. He deseado patearle el trasero a J.D. McCoy y a su maldito padre. He soñado que Six volvía a andar para jugar en la NFL, la liga que debe acoger a Smash más pronto que tarde. He querido tomarme todas esas cervezas con Tim Riggins, muchas de ellas para olvidarme de Lyla. He soplado para que los kicks de Landry se colaran entre palos. He soplado más fuerte para que Tyra se diera cuenta de lo mucho que vale. He escupido en el anillo de los Panthers que se ha quitado Buddy. He pensado que ninguna generación nueva podría igualar a la original, pero la fuerza de Luke, el talento de Vince y las sonrisas de Becky y Jess me han convencido de lo contrario. Me he portado mal para que la consejera Tami se ocupara de mí. He gritado con todas mis fuerzas tras los inolvidables discursos del Coach. Y he querido mudarme a Dillon. Llego muy tarde a la fiesta de Friday Night Lights, pero a tiempo para vivir con sus fieles el final de la serie. Vamos a disfrutar de lo que nos queda. ¿Empezamos con un adelanto del 5×09?

Sigue leyendo…