Review Weeds: God Willing and the Creek Don’t Rise

Regresar a Regrestic, anteriormente conocida como Majestic, anteriormente conocida como Agrestic, se queda casi como algo anecdótico en el episodio 100 de Weeds. God Willing and the Creek Don’t Rise (“the creek always rises”) es la penúltima entrega de la serie y el mayor homenaje posible a un recorrido de ocho años, aunque éste se centre en los tres primeros, los que terminaron en incendio (atentos al museo). Con todo, el episodio tiene el punto más memorable en sus últimos cinco minutos, un tremendísimo ejercicio de auto-consciencia, patetismo, volver al pasado para luchar por el futuro, un revolcón que resume las intenciones de todos los personajes, y donde –como vemos– nada está dejado al azar, ni siquiera el vestidito que lleva Nancy, estampado verde, floral, herbáceo, como la maría que vende. Es lo que necesitábamos para llegar al Final, mayúscula, ese que llega el domingo con un capítulo de una hora, It’s time. Porque es hora, eso cree Andy. Esa escena es la más dramática y la más honda de la serie en no sé cuánto tiempo, la verdad, y hace que el capítulo centenario adquiera otra dimensión y digamos: vaya. Despecho, nostalgia, pasado y futuro, futuro inevitable. Sigue leyendo…