Review The Killing: From Up Here/The Road to Hamelin

the-killing-finale-1

Definitivamente, no nos entendemos con The Killing. Lo hemos intentado, le hemos dado una segunda e incluso una tercera oportunidad, pero seguimos viéndole las costuras semana tras semana. La explicación más lógica para este desencuentro es la que hemos repetido desde el principio de temporada: la serie tiene mucho potencial, pero está muy mal gestionado. Y para muestra, la resolución del caso principal de la tercera temporada, con la torpe presentación a última hora de un asesino del que nadie había desconfiado: ni en la serie, porque ya hemos visto que Holder y Linden no son los mejores detectives del mundo; ni como espectadores, ya que la temporada ha ido dando bandazos del pastor Mike a Joe Mills e incluso a Reddick (sospechoso hasta última hora), así que el que diga que “ya sabía quién era el culpable”, que se vaya a Seattle a buscar trabajo de detective, que seguro que se lo dan. ¿Vamos?

Sigue leyendo…