Review Skins: Freddie

Review Skins: Freddie

Magistral. Para quitarse el sombrero. Una maldita obra de arte. Así se ha calificado el episodio que ahora comentaremos, centrado en el larguirucho personaje de Freddie, un hombre que no es precisamente objeto de mis fantasías, y mucho menos de mi agrado. ¿Tiene mérito que esta entrega de Skins haya provocado tantos halagos (que sean comedidos, eso ya lo veremos)? Pues sí. Porque el tipo este, Fredster le llaman, es tan normal que aburre. Tan rematadamente unidimensional que no le vemos nada más. (Y viste como un vagabundo italiano.) Su último capítulo estuvo dedicado a encontrar a Effy, y éste lo ha estado en no dejar escapar a Effy. Y es la pequeña Stonem la que, sin ser sorpresa de nadie, se come todo el capítulo. La enorme actuación de Scodelario y su peso en la trama hace que este episodio no tenga mucho sentido bajo el título de Freddie. Este capítulo es Effy Stonem. Punto.

Sigue leyendo…