Review Breaking Bad: End Times

Después de la tempestad, dicen, siempre llega la calma. El terremoto desatado al final de Crawl Space fue digno de salirse de la escala Richter: catástrofe suprema en el seno de los White, con la soga al cuello y sin dinero suficiente para resetear sus vidas, con el aderezo que representaba aquella risa maligna de Mr. White, del protagonista de esta historia. Una risa que se nos ha quedado clavada para siempre y que forma parte, sin duda, del imaginario de Breaking Bad. Tras aquella sucesión en cadena de dramas hemos tenido esta semana un capítulo algo más templado. Podríamos llamarlo, sin embargo, calma tensa, porque en un par de momentos teníamos motivos para que los pelos se nos erizasen: en el cara a cara (y van…) pistola en mano entre Jesse y Walter, y en la magnífica escena final con Gus ejerciendo de perro antidroga. End Times no ha tenido tanto efectismo como su predecesor, pero cuenta con un par de escenas para darle al coco. Y ahora ya sí, tras estos 45 minutos solamente nos queda tomar todo el aire del mundo y encarar la finale. Que promete.

Sigue leyendo…