Series de tu vida: Digimon

Digimon 01

De pequeño siempre quise tener mascota, pero aunque a mis padres les pedía un gato, un perro, en realidad lo que tenía en mente era algo un poco más difícil de cuidar: quería algo que hablara y que se transformara en un monstruo muy molón. Al final conseguí unos pececitos de colores (que murieron en menos de un mes, el Dios Pez los tenga en su seno), aunque lo que yo realmente quería era un Digimon. Años después ya había asumido que jamás podría ser un Niño Elegido, pero cada vez que pillaba la serie (o una de sus secuelas) por la tele, me quedaba viéndola como un tonto. Si podemos decir que Pokemon era, básicamente, una procedimental, Digimon era una serie con una trama principal sólida pero con autoconclusivos de vez en cuando. ¿Os apetece recordar viejos tiempos?

Doble estreno: Guillermo Rodríguez debuta en Todoseries… ¡con la debutante Happy Endings! Aplauso para él…

Sigue leyendo…