Review Once Upon A Time: Desperate Souls

Si algo nos enseñan los cuentos infantiles, es que los monstruos no siempre son monstruos.  A veces, hasta la bestia más peluda y de dientes más puntiagudos puede tener su corazoncito. El problema es que hay monstruos que lo son porque no tienen más remedio, pero hay una gran cantidad de ellos que lo son por voluntad propia. El tipo de monstruos que más hay que temer. Ya hemos terminado con el período navideño y Once Upon A Time ha vuelto por todo lo alto con un episodio del gran Rumpelstinskin, “Desperate Souls”. Todo tiene explicación, aunque en el mundo de los cuentos, nunca es la más corriente. Pasad sin miedo. Este monstruo no muerde… a no ser que le debas un favor. Sigue leyendo…