Review Once Upon A Time: Child of the moon

He defendido en numerosas ocasiones lo difícil que puede resultar para una persona ser quien es. Suena repetitivo, lo sé. Pero cuando damos con un episodio como éste, que es un gran ejemplo para ilustrar estas palabras, no puedo más que reiterarme. Nadie elige ser quien es y uno sólo se construye a sí mismo en ciertos terrenos, pero queda un porcentaje alto de lo que somos del que sólo tiene la culpa lo que nos ha tocado ser. Puede suponer un problema vivir con ello, en ocasiones, pero siempre queda el plantar cara, el coger a lo que somos por las raíces y decir “bien, soy lo que soy y tengo que controlarlo”. Un título precioso anuncia un episodio un tanto especial esta semana, ese Child of the moon  que tan alto apunta. ¿Lo comentamos? Mirad arriba, más arriba, a la luna. Sigue leyendo…