Review Breaking Bad: Buyout

Lo hemos comentado más de una vez: las escenas de apertura de los capítulos de Breaking Bad (cold open, en terminología televisiva) son pequeñas porciones de cielo. Gilligan y su troupe de magos suelen usarlas para lucirse, combinando la originalidad con la narrativa, mezclando fondo y forma de manera brillante. Esta semana no iba a ser una excepción, y aunque es cierto que no contamos con la originalidad y el suspense de otras ocasiones (como en Dead Freight), creo que han dado en el clavo. Creo que ha sido una muy buena manera de seguir contando la historia después del final del 5×05, después del tiro de Todd, después de la muerte del pobre niño aracnófilo y motorista. Todo está pensadísimo en este cold open: los colores del principio, casi una prolongación del desierto (inciso: si queréis leer sobre colores y Breaking Bad os recomiendo este artículo de TV Spoiler Alert); la esperada ausencia de Jesse; las expresiones de Walt y Mike; la ausiencia de diálogos y de sonido ambiente; la alienante música; la necesaria elipsis a la hora de desenterrar al niño, etc. Me ha gustado sobre todo esta última parte: no nos van a enseñar, obviamente, cómo se ocupan del niño, pero nos hacemos una idea clara al ver el proceso con la motocicleta. Tremendo…

Sigue leyendo…