Cinemax pone en marcha Warrior, inspirada en Bruce Lee

bruce-lee-iz Mucho, mucho, mucho antes de que Cinemax se ganara todo mi respeto con Banshee, Bruce Lee me robó el corazón con sus películas de artes marciales, su estampa dragonballesca y su desbordante carisma. Ahora, para mi alegría y la de muchos hijos de los años 80, esos dos elementos se unen en la serie Warrior. Leo en Deadline que Cinemax ha dado luz verde a la producción del piloto de Warrior, un drama policial que se basa en material original escrito por Bruce Lee y que no pudo desarrollar porque se topó con la muerte con apenas 32 años. Ahora, el director americano de origen taiwanés Justin Lin (The Fast and the Furious) recoge ese proyecto para ser uno de sus productores ejecutivos y, posiblemente, el director de un piloto que escribe el tercer elemento destacable de Warrior, Jonathan Trooper, crocreador de Banshee. La serie cuenta la historia de un joven prodigio de las artes marciales que llega a San Francisco desde China y que se ve atrapado en medio de una sangrienta guerra entre varias facciones asiáticas de Chinatown (Tong Wars), a principios del siglo XX. El creador del Jeet Kune Do trabajó durante años en el guión de Warrior, aunque nunca llegó al cine. De hecho, fue la hija de Bruce Lee, Shannon Lee, la que varios años después de su muerte encontró una importantísima colección de notas escritas a mano por el cineasta, que son las que inspirarán la serie. Por cierto, Justin Lin también está trabajando con la hermana mayor de Cinemax, HBO, en la tercera temporada de True Detective, en la que dirigirá los dos primeros episodios. Pues eso, apunten: Warrior, un proyecto a seguir de cerca