Review Glee: Britney 2.0

El país se cae a pedazos y uno se pregunta cómo sería la cosa si el gobierno fuera otro. Por ejemplo, podríamos poner a Leslie Knope como presidenta. Sheldon Cooper y Walter Bishop podrían ocuparse del ministerio de ciencia y desarrollo, y Abed Nadir del de cultura. Carrie Mathison podría ser una buena ministra de defensa. El doctor House podría hacer una vuelta triunfal como ministro de sanidad. ¿Caótico? Seguro. ¿El país se iría a pique? Es lo más probable. ¿Los votaría para sustituir a los actuales dirigentes? Con los ojos cerrados. Y lo más importante: ¿a qué viene este rollo en la entradilla de una review de Glee? Pues viene a que una tal Brittany S. Pierce sería una excelente ministra de relaciones exteriores. Es imposible no amarla, la comunidad internacional se rendiría a sus encantos y nos donaría todo cuanto tuvieran en sus arcas para sacarnos de la crisis. Y ahora insultadme, golpeadme, averiguad mi dirección y esperadme con bates en la puerta de mi casa por este rodeo estúpido. De algún modo hay que empezar las reviews.

Sigue leyendo…