Review Black Sails: XXXIV

barcos 590
AVISO SPOILERS: En este artículo se habla libremente de la serie. Por tanto si aún no has visto el XXXIV (4×06) te recomiendo que sigas el consejo de Gandalf el Gris y huyas de la insensatez.

Con el XXXIV cruzamos con mucha emoción y algo de tristeza la línea divisoria de esta maravillosa e impecable última sinfonía de Black Sails, y una vez más, y ya sin extrañarnos lo más mínimo, Starz vuelve a ensamblar otro capítulo demoledor, comprimiendo y exprimiendo toda la acción en el asedio y posterior asalto de la flota española a la isla de Nassau y demostrando que puede competir de tú a tú y sin ningún tipo de complejos con obras mastodónticas como Juego de Tronos. Y os confieso que estas últimas semanas no he dejado de pensar que ya era hora de que alguien le plantara cara a la adaptación del orondo y entrañable George R. R. Martin. Porque de hecho Black Sails se podría autodenominar como el Juego de Tronos Piratas de Starz. Vale que no hay dragones, pero con los majestuosos e imponentes navíos uno se acaba sintiendo más que satisfecho.

Sigue leyendo…