Review AHS: Bitchcraft

main

Es difícil explicar lo que me ocurre con American Horror Story. No es la mejor serie que he visto jamás, desde luego. Ni la más coherente, ni la más divertida. Y, sin embargo… sin embargo, tiene algo que me engancha como sólo lo hacen las mejores. Supongo que, a pesar de sus faltas, soy capaz de apartar la búsqueda de credibilidad mientras la veo, y es entonces cuando puedo disfrutar de verdad con ella. Porque, eso sí, disfruto como una niña pequeña cada vez que pulso el “play”. American Horror Story dista mucho de ser perfecta… pero qué grande es.

Sigue leyendo…